Carabineros entregó este sábado un nuevo balance respecto a las personas que circularon durante la vigencia del toque de queda -desde las 22:00 hasta las 5:00- o en zonas bajo cuarentena sin los permisos correspondientes. Ambas medidas, cabe recordar, fueron decretadas en respuesta a la pandemia de coronavirus que ya suma más de 65 mil contagios a nivel nacional.

De acuerdo al informe policial, durante la última jornada hubo 739 conducidos, es decir que infringieron la medida y fueron puestos a disposición del Ministerio Público. De ellos, 68 ocurrieron en la Región Metropolitana y 683 en otras regiones del país.

Esta cifra representa una leve disminución con respecto al balance anterior, donde se contabilizaron 751 personas en calidad de conducidas.

Asimismo, hubo una caída en un 45% de la cantidad de salvoconductos entregados de forma presencial.

Si en el balance anterior se solicitaron 5.716, en esta última jornada Carabineros precisó que la cifra bajó a 3.937.

Por otra parte con respecto a la cantidad de permisos temporales, estos sumaron 754.822.

/psg