Todos sabemos que, el momento en que iniciamos nuestra vida laboral, estamos obligados a juntar ahorro obligatorio en una AFP, para cuando lleguemos a tener la edad legal, podamos pensionarnos y utilizar ese ahorro destinado para la pensión. Sin embargo, la vida se encarga de decirnos que existen situaciones difíciles, que no podemos manejar, como es una pandemia y eso nos hace replantearnos, que tanto estábamos preparados para esta catástrofe sanitaria.

Como podríamos imaginarnos que en algún momento tendríamos que enfrentarnos a esta terrible epidemia, donde nuestro país, como todos, está sufriendo los efectos no sólo sanitarios sino también económicos, con una enorme cesantía, donde los recursos son escasos, y afecta a la mayoría de las personas.

Así como se pretende distribuir los recursos públicos o asignarlos en prioridad que siempre debe ser la salud de todos, también debiera ser posible, que los afiliados de las AFPs, que pudieren financiar su propia pensión anticipada, bajar el requisito o eliminarlo, dado el impacto en todas las economías de los países, y en nuestro país, no tendría ningún costo para el estado, y ello permitiría disminuir la cesantía, y que los propios afiliados financiaran con sus ahorros obligatorios, un ingreso que se llama pensión anticipada.

Sobre todo, personas que no acceden a ningún beneficio del estado, ni bonos, ni canasta familiar y eso no tendría ningún costo para el gobierno, y enfrentar de mejor forma esta terrible pandemia mundial.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com