La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, entregó esta mañana un nuevo balance de la situación del empleo en el país en medio del golpe por el covid-19, y detalló que un total de 98.836 personas han solicitado su seguro de cesantía entre el 4 y 22 de mayo.

Lo anterior, representa un salto del 37% respecto a la semana anterior, que contemplaba la cifra levantada entre el 4 y 15 del mismo mes, cuando llegó a 72.024.

“Esto es personas que han sido desvinculadas, personas que no se han visto acogidas a la ley de protección de empleo y que estando desvinculadas están solicitando las prestaciones del seguro de cesantía”, detalló la secretaria de Estado.

Zaldívar señaló que esa cifra de casi 100 mil casos es un aumento del 11% en comparación a la misma fecha del año pasado, “lo que claramente es una señal muy preocupante”, agregando que “las personas que están quedando desempleadas no están pudiendo encontrar un nuevo trabajo de manera acotada en el tiempo y esto entonces está llevando a que tengan que solicitar prestaciones del seguro de cesantía de manera muchísimo mayor de lo que ocurría en el año anterior”.

En el acumulado del año, de acuerdo a los datos entregados por la ministra, se han contabilizado 610 mil solicitudes de este beneficio, número que es 4,7% más al de igual periodo del año pasado.

Ley de protección loboral

Por otro lado, Zaldívar dio cuenta de la cifras referentes a la solicitudes de empresas para acogerse a la ley de protección de empleo, detallando que un total de 92.204 empresas han decidido hacer uso de la normativa desde que entró en vigencia hace dos meses, lo que contempla a 569.107 trabajadores.

Comercio al por mayor y al por menor y reparación de vehículos automotores y motocicletas, son los sectores de mayor número de trabajadores acogidos a la ley, con un total de 132 mil, equivalente al 23,8% de todas las solicitudes. Le sigue actividad de alojamiento y de servicio de comidas, con 108 mil (20%), y construcción, con 96 mil trabajadores (17,3%).

El 92% de las empresas que han hecho uso de la ley siguen siendo pequeñas y micro (entre 1 y 50 trabajadores), un 3,4% empresas medianas (entre 50 y 200 trabajadores), y un 1,3% grandes empresas (con más de 200 trabajadores). Asimismo, el 67,7% de las solicitudes de suspensión de contrato provienen de la Región Metropolitana, es decir, un total de 375.463.

Además, según expuso Zaldívar, entre el 18 y 22 de mayo se efectuaron 334 mil pagos, por un monto promedio de $430 en el caso de contratos a plazo indefinido. En contratos a plazo fijo, se realizaron entre esos días 50 mil pagos por un promedio de $317 mil.

Y en cuanto a la reducción de jornada laboral, los datos muestran que 4.367 empresas han firmado esta clase de acuerdos con 24.961 trabajadores.

/psg