La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, se refirió este jueves a la encuesta de desempleo del Centro de Microdatos de la U. de Chile que reveló que el desempleo en el Gran Santiago saltó a 15,6% en el mes de marzo. Asimismo, destacó las medidas laborales que ha impulsado el Gobierno, pero insistió en la necesidad de profundizarlas dado que “a lo mejor el horizonte que veíamos de término de esta crisis se alarga”.

Así, Zaldívar explicó que “la encuesta de Microdatos lo que hace es medir lo que ocurrió en el Gran Santiago durante el mes de marzo. Es una medición que se hace la última semana de marzo, los primeros días de abril, que no recoge la realidad de todo el país, que recoge la realidad solamente de dos semanas de pandemia y, por lo tanto, entrega una foto que es bastante distinta a la que debemos tener hoy día en nuestro país producto de ya dos meses de intensos efectos sanitarios en el país y en todas las regiones”.

En ese sentido, recalcó que “la foto tiene luces y tiene sombras”, pero que finalmente mañana el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entregará la cifra de desempleo nacional del trimestre móvil febrero-abril, “que sí va a contemplar el mes de abril y podríamos eventualmente tener diferencias”.

“Ahora, dicho sea esto, no debiera variar significativamente (la cifra), porque durante el mes de marzo nosotros como Ministerio dimos a conocer que se habían recepcionado casi 300 mil cartas de despidos y que en abril la cifra había sido cerca de 240 mil”, recordó la ministra.

Ante el complejo panorama laboral, Zaldívar hizo hincapié en que la ley de protección al empleo “se diseñó pensando en un horizonte de tiempo que es mayor al de otros proyectos que se han tramitado. Tiene un horizonte de seis meses para efecto del coronavirus y de cuatro meses más”.

Dado que la medida no considera pagos de remuneraciones -que se cobran desde el seguro de cesantía de cada trabajador- equivalentes al original y que van cayendo en el tiempo, la titular de Trabajo remarcó la importancia de seguir analizando herramientas para ir en ayuda de los trabajadores.

“Nosotros tenemos un problema que es grave, que es que por un lado tenemos una ley que nos está permitiendo proteger estos puestos de trabajo, pero no estamos pudiendo entregar una respuesta a estos casi millón de chilenos que están hoy en día sin trabajo y tenemos entonces hoy día que pensar cuáles van a ser esos instrumentos que nos van a permitir darle trabajo a estos chilenos que se han quedado sin trabajo”, dijo.

Respecto a la duración de la crisis y su impacto, Zaldívar agregó: “Así como tenemos la ley de protección al empleo, tenemos el ingreso familiar de emergencia, tenemos la entrega de alimentos, tenemos que seguir profundizando en otro tipo de mecanismos e ir diseñando nuevos instrumentos en la medida que nos estamos dando cuenta que las necesidades aumentan y que a lo mejor el horizonte que veíamos de término de esta crisis sanitaria se alarga y tenemos entonces que entregar mecanismos y herramientas para la crisis que es social, económica y laboral”.

/psg