El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó este jueves un decreto ejecutivo que limita las protecciones legales de las redes sociales.

El contenido del documento no ha sido publicado por la Casa Blanca, pero versiones preliminares que han circulado requieren que la Comisión Federal de Comunicaciónes (FCC) proponga y clarifique las regulaciones bajo la sección 230 de la Ley de Decencia en las comunicaciones, una ley federal que exime en gran medida a las plataformas de internet de responsabilidad legal por el material que sus usuarios publican. Tales cambios podrían exponer a las empresas de tecnología a más demandas judiciales.

La decisión llega días después de que Twitter etiquetara dos publicaciones que el Presidente realizó sobre el voto por correo como información infundada. Desde entonces, ha realizado numerosas críticas a la red social -su medio de comunicación predilecto- y, según consignaron medios locales, aseguró que “si tuvieramos una prensa justa en este país eliminaría mi cuenta en un segundo”.

“No hay nada que me gustaría más. Pero soy capaz de llegar a 186 millones de personas, si suman mis seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. Son muchas personas. Muchas más de las que consumen medios de comunicación. Entonces, si veo algo que está mal, puedo usar mis redes sociales y a la hora, el minuto, todo el mundo lo está leyendo. Tengo la capacidad de refutar noticias falsas y eso es muy importante”, agregó desde la Oficina Oval.

También dijo que cerraría Twitter, si pudiera. “Tengo mucha influencia sobre Twitter. Si siguen teniendo los empleados que tienen, creo que deberían cerrarla, por lo que a mi me importa. No sé como lo haría, habría que atravesar un proceso. Si se pudiera hacer legalmente, lo cerraría. Creo que le haría mucho daño a la plataforma si no la usara más. Hay otros sitios que podemos usar. Habría que desarrollar otros”.

/psg