Carabineros entregó este viernes el balance de la última jornada de restricciones decretadas a nivel nacional producto del brote del covid-19, constatándose 1.421 traslados y detenciones.

En cuanto al toque de queda, que rige entre las 22:00 y las 05:00 horas, la policía uniformada reportó que en la noche del jueves a viernes fueron 671 las personas llevadas a recintos policiales por infringir la medida sanitaria.

De ellas, 110 ocurrieron en la RM y 561 en regiones.

La cifra es mayor, por 37 casos, a aquella entregada el día de ayer, oportunidad en que se registraron 634 infracciones.

Los infractores fueron trasladados hasta cuarteles policiales, a la espera que la fiscalía correspondiente determinara si debían quedarse en la unidad esperando el término de la restricción o volver a sus domicilios. En tanto, otros 78 sujetos fueron detenidos por cometer un delito o falta durante el horario de dicha restricción.

En esa línea, la policía también reportó 672 aprehensiones por transitar en zonas con cuarentena sin alguno de los permisos necesarios. Con ello, se alcanzó un total, desde el 22 de marzo, de 24.251 capturas por dicha situación.

Así también, la policía uniformada informó la entrega de 4.893 salvoconductos para transitar durante el toque de queda, y de 618.725 permisos para circular en zonas con cuarentena.

La mayoría de estos últimos fueron solicitados para realizar compras (342.865), el pago de servicios (90.217), concurrir a un centro de salud (79.574) y pasear mascotas (33.875).

/psg