En medio del fuerte impacto de las cuarentenas y el aumento en el desempleo las ventas del comercio minoristas se contrajeron 31,3% anual en abril acumulando una baja de 10,7% en lo que va del año, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La cifra fue mucho peor de lo esperado por el mercado que estimaba un retroceso de 21% y más que duplicó el descenso de 14,9% anotado en marzo.

“Las líneas de productos que más incidieron en el descenso del índice fueron vestuario, calzados y accesorios; vehículos automotores livianos nuevos y bienes de consumo diverso, con reducciones de 70,7%, 80,3% y 20,3%, respectivamente, señaló el INE.

Por su parte las ventas de supermercados, que habían logrado resistir al impacto de las cuarentenas, cayeron 8,2% en doce meses.

De este modo tras las alzas anotadas en los meses anteriores, en el primer cuatrimestre acumularon una expansión de 1,3%.

Las ventas a precios constantes de supermercados consignaron bajas interanuales en catorce de las dieciséis regiones, y en ocho de ellas el resultado fue menor que la variación nacional.

La caída en las ventas en la Región Metropolitana fue el que más influyó en la contracción general, seguida de Valparaíso y Los Lagos.

Por otro lado, Tarapacá y O´Higgins anotaron alzas.

/psg