Con dos meses en la más profunda desaceleración en décadas, algunas de las principales economías de América Latina están a punto de perder su principal herramienta contra la recesión: los recortes de tasas de interés.

Perú y Chile ya han reducido los costos de endeudamiento casi a cero, y se ven ahora obligados a considerar nuevas tácticas para rescatar sus economías bajo estrés. Brasil y Colombia pronto podrían estar en la misma situación.

La llamada trampa de liquidez, cuando la política monetaria pierde tracción a medida que las tasas de interés se acercan a cero, ha afectado a países ricos durante años. Paul Krugman, economista ganador del Premio Nobel, dice que ahora también se ha extendido a algunos mercados emergentes.

“No hay nada sobre la lógica de una trampa de liquidez que indique que no puede suceder en un país en desarrollo”, dijo Krugman en una entrevista telefónica.
/gap