El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó este sábado a los manifestantes que protestaron ayer frente a la Casa Blanca, al calor de la ola de concentraciones en todo el país contra la violencia policial contra los afroamericanos, al considerar que fueron a “causar problemas”.

Muerte de George Floyd: Protestas no tenían que ver con él, dice ...

“Los llamados ‘manifestantes’ dirigidos profesionalmente en la Casa Blanca tenían poco que ver con la memoria de George Floyd. Estaban allí solo para causar problemas. El Servicio Secreto (encargado de la seguridad en la Casa Blanca) los manejó fácilmente. Esta noche, entiendo, hay NOCHE DE MAGA (Make America Great Again, el lema electoral de Trump) en la CASA BLANCA???”, tuiteó.

Donald Trump dijo que se sintió seguro mientras se desarrollaban ...

Remarcó que los participantes en las protestas son “Grupos Organizados que no tienen nada que ver con George Floyd”. Y exclamó: “¡Triste!”.

Los disturbios se han extendido por todo EEUU después de que el lunes pasado un afroamericano, George Floyd, muriera a manos de policías cuando era detenido en Mineápolis (Minesota).

Anoche, en Washington, una manifestación frente a la Casa Blanca que comenzó siendo pacífica, derivó en incidentes con los policías y agentes del Servicio Secreto y el lanzamiento de piedras y otros objetos contra la residencia presidencial.

En un hilo de tuits, Trump alabó la labor del Servicio Secreto: “Gran trabajo anoche en la Casa Blanca por el Servicio Secreto. No solo fueron completamente profesionales, sino geniales. Yo estaba dentro, vi todos los movimientos, y no podría haberme sentido más seguro. Dejaron que los ‘manifestantes’ gritaran y vociferaran lo que quisieran”.

A continuación, el presidente estadounidense describió cómo se comportó su guardia personal contra los manifestantes. “Cada vez que alguien se pasaba de la raya, se lanzaban encima de esa gente con tanta dureza que no sabían qué les había golpeado. El frente (de seguridad) era reemplazado por agentes nuevos como por arte de magia”, explicó.

Trump volvió a describir a los manifestantes como “una gran multitud, profesionalmente organizada” antes de añadir que “si alguien hubiera cruzado la verja, les habrían saludado los perros más viciosos y las armas más intimidatorias que nunca he visto. Ahí sí que podrían haber salido muy mal parados”.

El presidente también relató conversaciones con algunos agentes del Servicio Secreto. “Muchos de ellos estaban esperando pasar a la acción: ‘Ponemos a los más jóvenes delante, señor. Les encanta y es un buen entrenamiento’”, escribió el presidente.

“Como vieron anoche, fueron geniales y muy profesionales. Nunca dejaron que se les fuera de las manos. Gracias”, agregó.

El presidente terminó su mensaje criticando a la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, “que siempre está buscando dinero y ayuda, pero que no dejó a la Policía de D.C. (Distrito de Columbia) implicarse. ‘No es su trabajo’. ¡Bonito!”.

Disturbios

Las protestas por la muerte de un hombre negro a manos de la policía durante un detención en Minneapolis se extendieron a varias ciudades de Estados Unidos el viernes por la noche y en las primeras horas de este sábado, a pesar de que la Fiscalía acusó de homicidio a uno de los agentes implicados.

Cientos de personas se reunieron en varios puntos del país, como frente a la Casa Blanca, en Washington, pero también en Nueva York, Dallas, Houston, la ciudad natal de la víctima, o Las Vegas, Des Moines, Memphis y Portland. En Atlanta, se quemaron coches de policía.

Un joven de 19 años murió durante la madrugada en Detroit tras recibir un disparo mientras participaba en las protestas por el asesinato de Floyd. En tanto, en la ciudad californiana de Oakland, un oficial falleció tras sufrir una herida de bala.

/psg