Cada vez más, las mujeres eligen ponerse en forma. Desde 1972, la participación en deportes de niñas y mujeres jóvenes ha crecido un 560 por ciento entre los estudiantes de secundaria, según la Women’s Sports Foundation. Eso es genial. Todos somos muy activas y creo que eso merece una palmadita en nuestras (súper esculpidas) espaldas.

Pero lo único malo es que no estamos comiendo lo suficiente para alimentar nuestra nueva obsesión por el deporte. NPR informa que las mujeres que hacen mucho ejercicio y no comen lo suficiente sufren del síndrome de la tríada de la atleta femenina, que se presenta en tres síntomas: ciclos menstruales irregulares, baja energía y baja densidad ósea.

Pero lo único malo es que no estamos comiendo lo suficiente para alimentar nuestra nueva obsesión por el deporte. NPR informa que las mujeres que hacen mucho ejercicio y no comen lo suficiente sufren del síndrome de la tríada de la atleta femenina, que se presenta en tres síntomas: ciclos menstruales irregulares, baja energía y baja densidad ósea.

Entonces… ¿Cuántas calorías debemos consumir?

La cirujana ortopédica, Dra. Elizabeth Matzkin, jefa de medicina deportiva femenina en el Hospital Brigham and Women’s de Boston, le dijo a NPR que muchos médicos de atención primaria no identifican el síndrome y está poniendo en riesgo a las mujeres. La doctora dijo que las mujeres jóvenes que se ejercitan durante horas al día pueden necesitar hasta 3.500 calorías para alimentarse adecuadamente, y ese número asusta a las adolescentes y mujeres conscientes del peso.

Es especialmente importante para las mujeres más jóvenes, ya que solo aumenta la densidad ósea hasta los 25 años. Después de eso, puedes reconstruir algunos, pero nunca volverás a donde estabas.

Jessica Buschmann, una dietista registrada en el Nationwide Children’s Hospital en Columbus, dice que algo que ayuda a las mujeres a comprender que sus cuerpos necesitan sustento para sobrevivir a un entrenamiento es diciéndoles que reemplacen la palabra «calorías» con otras palabras como «energía» o «combustible».

Entonces, ¿quién quiere ir por unas papas fritas y una malteada? Necesito un poco de combustible lo antes posible.

/psg