Hace un par de días Daniel ‘Huevo’ Fuenzalida reveló en el programa de trasnoche de Canal 13, Sigamos de Largo, detalles de los ‘carretes’ que tuvo en el pasado con Marcelo Ríos. Sin embargo el ex tenista se molestó con los dichos de Fuenzalida, quien reveló algunos audios que recibió por parte del “Chino”.

El animador dio a conocer los audios de un molesto “Chino” Ríos en su programa Me Late de TV+.

“Daniel, (habla) Marcelo Ríos. Pu**, tienes huevos para hablar estupideces en la tele y no tienes huevos para contestarme el teléfono, hue***. Si puedes, ¿me puedes llamar o no? Eso. No quiero hablar hue**das…”, fue parte de lo que reprodujo el animador.

https://www.instagram.com/p/CA3EbOQlneA/?utm_source=ig_web_copy_link

El animador no se quedó callado tras el audio de Ríos y le respondió “¿Cómo estás Marcelo? Te llamé. Está ocupado. No voy a hablar por teléfono contigo ¿Quién te crees, hue***?”. 

Después de revelar esta acalorada discusión y tras algunas bromas de los panelistas del espacio, Fuenzalida aclaró que jamás ha sido amigo de Marcelo.

En tanto, hace unos días el conductor realizó un contacto con Sigamos de Largo. En el late de Canal 13 recordó en breve dos carretes que tuvo con Ríos y otros deportistas y que ya había relatado detalladamente en televisión.

El primero fue la farra en La Serena en enero de 2003 que causó titulares, porque el tenista orinó a un modelo en un baño público. La celebración empezó una tarde y terminó a las 13 horas del día siguiente con Fuenzalida detenido y castigado por conducir ebrio.

Con respecto a esto, el comunicador ha manifestado últimamente que tiene dudas que haya sido él quien realmente manejaba el auto donde también iban Marcelo Ríos y Jorge Massú.

Fuenzalida ha explicado que estaba en estado de coma etílico, por lo cual era muy difícil que pudiese manejar. En tanto, agrega que un taxista local, supuesto testigo del viaje en auto, le aseguró, días después, que él no iba al volante.

El otro carrete con Ríos al que hizo referencia el animador ocurrió el mismo año 2003, en el restaurante El Liguria. Entonces, según Fuenzalida, el deportista cortó tres veces la electricidad del local de Manuel Montt, causando problemas. Luego pidió 20 schops, los derramó sobre el piso y finalmente orinó ahí mismo.

/gap