En un debate marcado por críticas al Senado, utilización de conceptos como “traje a la medida” y la “renovación y oxigenación” de la política, además de la insistencia de que la iniciativa regirá “in actum”, la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó y despachó este miércoles a ley el proyecto que limita la reelección de parlamentarios y otras autoridades.

La iniciativa que llevaba 14 años de tramitación en el Congreso, fue finalmente despachada a ley luego de que la Cámara Baja aprobara las modificaciones realizadas por el Senado al proyecto, desechando enviar enviar la iniciativa a una Comisión Mixta a pesar de los cuestionamientos expresados por los diputados esta jornada.

Así, a pesar de los reparos, la mayoría de las bancadas de oposición y oficialismo optaron por respaldar la iniciativa. Solo parlamentarios de la UDI estuvieron en contra de aprobar la iniciativa, calificándola de “traje a la medida” y “mal proyecto”.

Con la iniciativa ya despachada a Ley, significará que 38 diputados y 13 senadores no podrán repostular a sus escaños en las próximas dos elecciones parlamentarias. Esto porque cumplirán con el límite de dos periodos para los senadores y tres para los diputados que establece la ley.

En el caso de los representantes de la Cámara Alta no podrán ir por un nuevo periodo: Jorge Pizarro (DC), Juan Pablo Letelier (PS), Alejandro Navarro (País-Mas), Carlos Bianchi (Independiente), Guido Girardi (PPD), Andrés Allamand (RN), Juan Antonio Coloma (UDI), Francisco Chahuán (RN), Jaime Quintana (PPD), Ricardo Lagos Weber (PPD), Isabel Allende (PS), Víctor Pérez (UDI) y José García Ruminot (RN).

Críticas al Senado

El debate en la sala fue tenso por minutos. Marcado principalmente por cuestionamientos al Senado, tras el rechazó a la disposición transitoria que habría tenido un efecto “retroactivo” aplicable a los actuales parlamentarios.

Un escenario que cambio en la Comisión de Constitución de la Cámara, encargada de emitir un informe recomendando si se debería aprobar la iniciativa o enviarla a una Comisión Mixta. En esta instancia, diversos abogados constitucionalistas aseguraron que la normativa regiría “in actum” afectando a los actuales parlamentarios.

Esta situación fue expuesta en la sala de la Cámara, donde los diputados advertían de que de irse a mixta la iniciativa se “abría” la posibilidad de que el Senado pudiera “meterle mano”.

Uno de los que alertó de esta situación fue el Evópoli Pablo Kast, quien invitaba a sus pares a aprobar el proyecto: “No abramos la ventana a que el Senado de nuevo le meta mano”, indicó.

Una postura similar expuso el DC Matías Walker. “El Senado no debiera volver a poner sus manos en este proyecto, eso sería un peligro”, dijo.

Para después agregar que “si este proyecto va a Comisión Mixta, me temo que la presidenta del Senado, con todo el cariño que le tengo, y por presión del grupo de senadores que se opuso a aprobar la norma transitoria, no cite nunca a la Comisión Mixta. Si lo dilataron ocho años, perfectamente lo pueden dilatar dos años más, cuatro años más. Ese es el peligro que debemos sopesar: el Senado”.

Mientras que Gabriel Boric (CS), indicó que “lo que no es aceptable es que se diga públicamente que se está a favor del límite a la reelección, pero que están en contra de que se les aplique a ellos mismos. Y eso es lo que hizo el Senado. Las leyes no se pueden hacer con nombre y apellido”.

“Desgraciadamente el escenario en el que nos ha puesto el Senado es un escenario que le hace mal a la democracia y a las instituciones, porque hay una evidente discordancia entre la voluntad declarada por los senadores y por otro lado, el texto aprobado”, agregó.

Finalmente Marcelo Schilling (PS) indicó: “Pensé que nunca en mi vida iba a tener la oportunidad de decir esto: gracias Senado por haberte equivocado y haberle dado al pueblo de Chile lo que este quería”.

Judicialización y problemas de interpretación

Eventuales problemas de interpretación y judicialización de la iniciativa también fueron aspectos de advertencia por parte de los diputados.

“Para que esta norma constitucional se aplique el Servel tiene que tener una facultad expresa para poder calificarlo cuando revise las candidaturas. Y hoy esta norma que se aprueba no está incluida en la Ley Orgánica del Servel. Y existen eventuales conflictos interpretativos que podrían estimar que no se apliquen nunca. Y esa es una advertencia que nos dijeron dos de nuestros expertos y que debemos considerar hoy en el debate”, sostuvo Leonardo Soto en su intervención.

Por otro lado Boric advirtió que al aprobar el texto del Senado, lo que finalmente ocurrió, “implicará una judicialización del problema, porque seguramente quienes defendieron sus intereses personales en este debate van a tratar de recurrir a la justicia para evitar que se le limite a ellos la posibilidad de ser reelectos. Y eso traerá más desprestigio a las instituciones”.

Alcaldes

Otro aspecto que se debatió fue que la medida incorpore a los alcaldes a la normativa que limita su reelección por dos periodos consecutivos. Esto debido a que ya se dio por iniciado el calendario electoral de los comicios de abril de 2020.

“Lo que estamos haciendo hoy es dejar fuera por secretaría a un alcalde que quiere ser diputado o viceversa. Se está generando una cuestión que de verdad no va a generar un aumento en el prestigio de la política, creo que lo disminuirá”, advirtió el UDI Javier Macaya.

Su compañero de partido, Juan Antonio Coloma en la misma línea indicó que “aquí entre gallos y a media noche, están agregando a alcaldes, concejales y consejeros regionales. ¿Y por qué? Porque ven nichos de poder para poder ir a competirle a personas que llevan años en un cargo”.

Sin embargo, el socialista Marcelo Schilling tuvo otra interpretación: “Es falso que el proceso municipal esté iniciado. Los alcaldes que iban a renunciar para ir como independientes o ser candidatos a diputados, ya lo hicieron, porque la fecha estaba fijada para octubre y ahora se aplazó a marzo”.

Periodos sucesivos

Otro punto de cuestionamiento por parte de los diputados fue lo que estableció el Senado respecto a que la restricción a la reelección se realizará sobre “periodos sucesivos”.

Esto a juicio de los legisladores significaría de que en el futuro algún parlamentario pueda volver a postular a un cargo.

“Varios van a jugar a la sillita musical. La norma habla de periodos sucesivos. Si alguien es bastante habiloso para diseñar su carrera política encontrará el modo de saltarse la ley. Y por lo tanto no vamos, necesariamente, a asegurar renovación”, advirtió en el debate en sala la diputada PPD, Andrea Parra.

/psg