La fila, con distancia social, la toma de temperatura, y el alcohol gel en las manos son pan de cada día a la hora de ir al súper.

Pero hay un montón de chilenos que toma aún más resguardos para combatir el bicho, como pasarse alcohol gel en la ropa. Al cachar el cuidado que tenía la gente, a un grupo de chilenos se les prendió la ampolleta y creó una herramienta que tiene el potencial de evitar que miles de personas se contagien en estos recintos.

Se trata de Covert Cart, que es un sistema que tiene por finalidad cubrir con un saco plástico desechable y de uso
individual la totalidad del mango del carro de supermercado, evitando así el contacto entre personas dado que se aísla completamente del usuario que lo usará.

“Hoy las manos son una de las principales fuentes de contagio del coronavirus, todo lo que tocas ha sido ha pasado por miles de personas y esa cadena de microbios llega directamente al mango del carro de supermercado”, indicó Patricio Rojas, uno de los creadores de Covert Cart.

Además, contó que están haciendo una campaña que busca generar conciencia en supermercados y apps de delivery, por lo que buscan abastecerlos de forma 100% gratuita con este producto.

/gap