En el segundo capítulo de Socios, Pancho Saavedra y Pedro Ruminot le hicieron pitanzas a Luis Jara y Jaime Coloma.

En el espacio que emite el animador en vivo a través de su instagram invitó al comediante -uno de los panelistas de la apuesta- a realizar pitanzas a otros rostros televisivos.

Llamaron a Luis Jara y Jaime Coloma. Este fue el diálogo:

Pedro Ruminot: “¿A quién llamamos? Llamemos a Lucho Jara”

Pancho Saavedra: “Hagamos una pitanza. Yo, cuando chico, hacía pitanzas”

Ruminot: “Pero tiene tu número. ¿Tienes otro?”

Saavedra: “Tengo otro teléfono que dice ‘privado’. ¿A quién llamamos?”

Ruminot: “Llamemos a Lucho Jara y que tiene un encargo de Uber Eats de un sex shop”

Saavedra: “No… Ya, bueno, ya”

Ruminot: “De Uber. Que le llegó un pedido. ‘Le llegó el pedido’”

Saavedra: “Eso, eso… Que digai ‘le llegó el pedido’. Uy, Lucho, por la cresta, perdón… Vamos a ver qué pasa”

Toma el celular y llama a Lucho Jara.

Lucho Jara: “¿Aló?”

Ruminot: “¡¿Aló?!”

Jara: “¿Aló? Sí…”

Ruminot: “¿Don Lucho?”

Jara: “¿Quién habla?”

Ruminot: “Oiga, acá soy el Jorge Segovia. Estoy acá afuera de su casa. Ya le llegó el pedido. Es un envío. Estoy afuera. ¿Usted me puede abrir?”

Jara: “¡¿Qué?!”

Ruminot: “Usted hizo un pedido. Yo soy el encargado de dejárselo afuera de su casa. Usted hizo un encargo. Tengo la caja acá del sex shop, del Japi Jane”

Jara, riendo: “No…”

Ruminot: “¿Aló?”

Jara: “No hay ningún encargo”

Ruminot: “Pero Luis Jara Cantillana…”

Corta la llamada.

Saavedra, riendo: “¡Cortó! Lucho, perdona, por favor weón”

Ruminot: “Luchito, ¡te queremos!”

Saavedra: “Qué idiota eres… ¡¿Cómo se te ocurre hacer esto?! (sigue riendo)”

“Ya… Llama a Jaime Coloma”

Ruminot: “¿Qué le hacemos a Coloma? Tú métele”

Saavedra: “Lo mismo… Pero yo no hago voces como tú poh”

Ruminot: “Y cómo te disfrazaste para el Doctor Potoqui y ahora no haces voces”

Saavedra: “Sí, pero es que tú hací mejores voces”

Ruminot: “¿Qué le podemos hacer?”

Saavedra: “Sigue con el sex shop de Japi Jane”

Llaman a Jaime Coloma.

Jaime Coloma: “¿Aló?”

Ruminot: “¿Aló, don Jaime Coloma?”

Coloma: “Sí, con él”

Ruminot: “Buenas noches. Hola, mire, yo tengo la misión de entregarle el encargo de lo que usted compró en Japi Jane. Yo tengo una caja acá que tengo que entregársela. Si usted puede venir a buscarla. Estoy afuera de su domicilio”

Coloma: “Eh…”

Ruminot: “¿Usted podría recibir la caja? Tengo los látigos, tengo los consoladores… ¿Es posible que usted pueda venir para acá? Porque está lloviendo, hace frío. Estoy con todas las medidas de seguridad”

Coloma: “Yo le aconsejo que ocupe los productos, porque eso, probablemente, lo haga entrar en calor”

Ruminot: “Mire, lo que pasa es que eso violaría todas las normas de higiene…”

Coloma: “No, yo se los regalo, no se preocupe. Soy una persona muy dadivosa. De hecho…”

Ruminot: “¿Usted es Jaime Coloma de la televisión? Discúlpeme…”

Coloma: “No, no, es un alcance de nombre”

Ruminot: “Es un alcance de nombre… Bueno, don Jaime, voy a tratar de ocuparlo y me los voy a meter…”

Cortan y les da un ataque de risa.

Saavedra: “Lo voy a tener que llamar porque… ‘Métaselo bien’. ¡Perdona, Jaime! Tú háblale a la gente y yo voy a llamar y pedir disculpas. Uy, me llegué a poner colorado”

Saavedra llama a Coloma.

Saavedra: “Jaime, soy Pancho Saavedra. Perdona… Jaime, Jaime, soy Pancho Saavedra”

Ruminot: “Dile que fue tu idea, weón. No fue mi idea”

Saavedra: “Pancho Saavedra… Weón, perdona, es que te hicimos una pitanza por Instagram Live ahora, con Pedro Ruminot… Perdóname, weón, porfa”

Ruminot: “Dile que nos perdone…”

Saavedra: “Perdónanos, por favor, te lo suplico… No te enojí. Sí sé que tení sentido del humor”

Ruminot: “Nos vamos a meter la cuestión donde él nos diga”

Saavedra: “Escucha, Jaime, a Pedro”

Ruminot: “Jaime, mil disculpas. Voy a tratar de hacer lo que tú me dijiste. Voy a tratar de meterme la cosa…”

Coloma: “Métetelo en la raja, pero con cuidado. Debe ser con cuidado”

Ruminot: “Sí, con todas las medidas de seguridad, don Jaime”

Coloma: “Con medidas de seguridad, precaución. Ojalá encuentres un lugar que te cobije, porque si esto lo haces de forma pública, te pueden llevar preso. Además, estás en toque de queda”

Ruminot: “Jaime, no eres al único que se la hicimos”

Coloma: “Que alguien conocido, como tú, con un dildo metido en la raja, no es…”

Ruminot: “Van a decir ‘¿otra vez, señor Ruminot…?’” (ríe)

/gap