A partir de la próxima semana se implementará un cambio en la forma en que se toma la muestra del test PCR -el cual detecta la presencia de covid-19- en la salud primaria, ya que se comenzará a utilizar la saliva de las personas en lugar del hisopado nasofaríngeo (a través de la fosa nasal hasta la nasofaringe), como se hace hasta ahora.

Método que ha generado cuestionamientos de parte de algunos expertos de la salud, quienes han señalado que faltan estudios “para establecerla como un estándar” y que el “cuello de botella” del PCR no es la toma de muestra, sino el procesamiento. Además de asegurar que la saliva genera una mayor contaminación, poniendo en un riesgo mayor al personal médico.

A estas dudas, se refirió esta mañana la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien sostuvo que “hoy día hay bastante evidencia internacional publicada y es una recomendación que nos ha dado el consejo asesor para la toma de muestra en saliva”.

“Esta toma de muestra va a contar con medidas muy estrictas y cuenta con el apoyo de muchos expertos. Tiene mucho beneficios, es un proceso más simple, va a permitir que sea más rápido y disminuye la posibilidad de contagio a los profesionales de salud”, acotó.

Asimismo, recalcó que “es una técnica que va a acelerar el proceso”.

Por último, expuso que “de la misma manera que estamos implementando esta técnica, estamos fortaleciendo los laboratorios para mejorar la toma de muestras y procesos de análisis de exámenes PCR para poder tener los resultados cada vez de forma más oportuna”.

/psg