Los principales mercados del mundo cerraron con fuertes alzas y las acciones se instalaron en máximos de cuatro meses, y a punto de situarse en niveles pre crisis Covid, luego del sorprendente dato de empleo en EEUU, que alienta expectativas de que la mayor economía del mundo empieza a recuperarse del impacto del coronavirus.

El índice de acciones globales MSCI World subió 2,18% y, de acuerdo a los registros de Bloomberg, se instala en su cota más alta desde el 25 de febrero pasado

Pero es Wall Street el mercado más sensible al dato de las nóminas no agrícolas. Al cierre de las operaciones, el Dow Jones cerró con un alza de 3,15%, hasta los 27.110 puntos, su cota más alta desde el 24 de febrero., el mismo máximo del S&P 500 que cerró con una ganancia de 2,62%.

Con este resultado, estos dos índices quedan a un paso de recuperar todo lo perdido desde que la enfermedad derribó a los mercados. El que sí logró sobreponerse fue el Nasdaq, índice que por algunos pasajes de la sesión se instaló en máximos históricos. Al final el indicador de acciones tecnológicas subió 2,06%, un nivel no visto desde el 19 de febrero.

“Más allá de un posible rebrote, la economía de EEUU parece haber dejado lo peor atrás, como muestras este sorprendente dato, aunque todavía desconocemos cómo será la nueva normalidad”, apuntan los expertos de Citizens Bank. Uno de los sectores más alcistas del día ha sido el de los bancos, ya que el Índice KBW Banks, que agrupa a las principales entidades del país, ha repuntado más del 4%, según Bolsamanía.

“Es sorprendente, una experiencia refrescante, un reporte muy positivo y mucho mejor de lo esperado”, dijo Randy Frederick, directivo de Charles Schwab en Austin, Texas, en relación al dato de empleo, informó Reuters. “Era probable que la tasa de desempleo tocara pico en mayo y luego mejorara a partir de ahí, pero parece que esto ocurrió en abril, lo que es un acontecimiento muy positivo para la economía”, agregó.

IPSA

Por su parte, la Bolsa de Santiago también se contagia del optimismo de los mercados y el Ipsa experimentó un alza de 3,81%, rompiendo el techo de los 4.000 puntos. Se trata de su cota más alta desde marzo pasado. Con este resultado, el indicador selectivo ganó un 10,5%, lo que supone su mejor semana desde el 3 de abril.

En la jornada destacaron las acciones de Enjoy (16,29%), Salfa (11,30%), La Polar (11,03%), Falabella (10,5%) y Latam (8,28%).

En Europa las acciones fueron más generosas, del orden del 3,26% en el Euro Stoxx 50. El Ibex de la Bolsa de Madrid, por ejemplo, acumuló una ganancia de 10,9% en estos cinco días, lo que significa su mejor semana desde 2008, en plena crisis subprime.

Optimismo desmesurado

A pesar del buen comportamiento de la renta variable en las últimas semanas los expertos consideran que los inversores están siendo demasiado optimistas y que existe una gran diferencia entre lo que descuenta el mercado y la realidad económica, reportó Cinco Días.

Los analistas creen que es excesiva la euforia que impera en las últimas semanas y que los inversores solo están poniendo en precio los aspectos positivos como la apertura de las economías, los avances científicos en la lucha contra el virus y las medidas monetarias y fiscales.

A pesar de que el entorno es más positivo que el de meses anteriores, las firmas de análisis consideran que todavía existen riesgos. Entre estos destacan el temor a un rebrote a medida que la actividad regresa a la normalidad o los vinculados a las cuestiones geopolíticas como las crecientes tensiones entre EE UU y China que ponen en duda el pacto comercial alcanzado en 2019.

/psg