El filántropo estadounidense Bill Gates expresó su decepción con el anuncio del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Gates expresó que la agencia de salud es fundamental para el esfuerzo global de eliminar la poliomielitis y responder a futuras epidemias.

Las declaraciones de Gates llegan unos días después de que Trump reiterara el fin de la relación entre Estados Unidos y la OMS. El mandatario aseguró, además, que los fondos que entrega Washington al organismo dependiente de la ONU serán redireccionados a “otras necesidades de salud pública mundial urgentes y globales”.

Según reproduce Statnews, Bill Gates dijo que “la OMS es importante para todo el trabajo de salud global que hacemos”. El cofundador de Microsoft agregó que “todos deberían asegurarse de que si necesitamos mejorar la OMS, eso es lo que hagamos, pero mantengámonos unidos”.

Gates aclaró que aún no ha hablado con Trump sobre el anuncio de retiro de la OMS, pero que podría hacerlo en el futuro, y dijo que esperaba que el mandatario revocara esa decisión: “Espero que se convierta en un deseo de mejora en lugar de un retiro”.

El filántropo se reunió con periodistas para discutir el compromiso de cinco años y 1.600 millones de dólares de la Fundación Bill y Melinda Gates con Gavi, la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización. El filántropo expresó que esa organización es el mayor receptor individual de los fondos de su fundación.

“El impacto devastador de Covid-19 es un gran recordatorio de cuán vulnerables somos a las enfermedades”, dijo Gates, y agregó: “En este momento, tenemos miles de millones de personas encerradas porque no tenemos una vacuna o cura para Covid-19”.

Gates reiteró que el mundo necesita trabajar en conjunto para desarrollar vacunas seguras y efectivas, y de esa manera asegurar que se aumente la fabricación para “poder ofrecerlas a quienes más las necesitan, no solo a quienes pueden pagar más”.

El magnate también expresó su preocupación por el impacto en el compromiso de Estados Unidos de erradicar la poliomielitis. “¿Cómo lo harías sin la OMS?” Gates reflexionó. “En el caso de la poliomielitis, no puedo imaginar cómo funcionaría eso”.

A Gates también se le preguntó su opinión por ser involuctado en algunas teorías conspirativas: una de ellas dice que las eventuales vacunas contendrían microchips para rastrear a las personas. Gates, desconcertado, expresó:

“En cierto modo es tan extraño, que casi quieres verlo como algo gracioso”, dijo. “Pero supongo que realmente no es algo gracioso”.

/psg