Hace tan solo unos días se publicó un artículo sobre una investigación que acababa de confirmar la existencia de Próxima b, un exoplaneta parecido a la Tierra en la estrella más cercana al Sol. Pero la estrella que cobija a esta tierra, de nombre Próxima Centauri, está dando mucho más que hablar estos días. Varias investigaciones están señalando la posibilidad de que allí existan más planetas, aparte de Próxima b: todo un sistema solar por descubrir y observar con la próxima generación de instrumentos.

Esta semana, Fritz Benedict, investigador emérito en el Observatorio McDonald, en la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos, anunció unos hallazgos que confirman un estudio anterior que sugería la existencia de Próxima c, un mundo frío situado más allá de Próxima b. Gracias al análisis de viejos datos recogidos por el telescopio espacial Hubble, el astrónomo asegura haber dado con pruebas de que existe un mundo, que podría ser una supertierra o un minineptuno, que tarda 1.907 días en dar una vuelta alrededor de Próxima Centauri. Sus hallazgos fueron publicados esta semana en el encuentro anual de la « American Astronomical Society», celebrado virtualmente por la pandemia de coronavirus.

Descubrimientos en Próxima Centauri

Próxima b fue descubierto en 2016 por el equipo del español Guillem Anglada-Escudé, a través del método de la velocidad radial: éste no se basa en observar directamente los planetas ni en detectar los tránsitos, las bajadas de brillo que provocan los planetas al pasar por delante de sus estrellas, sino en estudiar el efecto de su masa sobre el movimiento de las estrellas. Gracias a esto se puede deducir la masa y la distancia a la que está el planeta de su estrella, pero se vuelve necesario hacer más observaciones para afinar los parámetros y confirmar los hallazgos.

Método de detección de la velocidad radial: El movimiento circular de la estrella permite estimar la masa del exoplaneta. Cuando la estrella se acerca, en relación con la Tierra, su radiación se desplaza hacia el azul, y cuando se aleja, hacia el rojo. Ese desplazamiento permite medir su velocidad y deducir cómo es el planeta
Representación artística de Próxima b, una tierra que también está en la órbita de Próxima Centauri

Como ya hemos dicho al principio del artículo, hace unos días un estudio dirigido por astrónomos del observatorio de Ginebra (Suiza) confirmaba la existencia de Próxima b y mejoraba las estimaciones sobre su masa. Pero además de eso, estos científicos sugerían la existencia de un nuevo planeta en Próxima Centauri. Aunque Próxima b está muy cerca de su estrella, siete veces más cerca de ella que Mercurio del Sol, los astrónomos encontraron indicios de que podría haber otro pequeño mundo situado todavía más cerca. Podría ser que aparte de Próxima b hubiera un mundo todavía más interior.

Un posible nuevo planeta: Próxima c

La historia no acaba aquí. A principios de este año el equipo de Mario Damasso, del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF), en Italia, propuso la existencia de Próxima c, otro planeta situado en la órbita de Próxima Centauri pero mucho más lejos que Próxima b. A través de la técnica de la velocidad radial, Damasso y colegas concluyeron que este exoplaneta está a una distancia un 50% mayor a la que está la Tierra del Sol y que tiene entre cuatro y ocho masas terrestres.

Estos días, la investigación impulsada por Fritz Benedict, astrónomo del Observatorio McDonald, ha venido a apoyar con nuevos resultados lo propuesto por Damasso, a la vez que ha afinado sus estimaciones.

«El tema está candente», ha asegurado Ignasi Ribas, investigador del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC). Según ha explicado, el estudio de Benedict es la confirmación del hallazgo de Damasso medienta astrometría –una técnica que mide con precisión la posición de las estrellas–, lo cual es muy interesante». Sin embargo, comenta que ésta no ha sido la única confirmación: una investigación dirigida por Raffaele Gratton, astrónomo en el observatorio de Padua (Italia), publicaba en abril los resultados de una detección tentativa por imagen directa lograda con el instrumento SPHERE, del Very Large Telescope, del Observatorio Europeo Austral (ESO), en Chile.

La confirmación de Fritz Benedict ha llegado porque decidió recuperar unos datos con los que ya trabajó hace décadas. Fueron recogidos por el telescopio espacial Hubble, en los años noventa, y tienen registrada la posición de Próxima Centauri. Así, gracias a la astrometría, Benedict ha localizado señales de la presencia de un planeta con un periodo de 1.907 días, lo que coincide con las estimaciones de Damasso. Según sus cálculos, Próxima c tiene alrededor de siete masas terrestres.

¿Hay varios planetas en Próxima Centauri?

¿Significa todo esto que se puede afirmar que hay un sistema solar con varios planetas en Próxima Centauri? Según ha explicado a ABC Fritz Benedict, para confirmar la existencia de Próxima c será necesario esperar a nuevas observaciones, incluyendo las de imagen directa realizadas por instrumentos como SPHERE, para lo que ha comentado que habrá que esperar a que pase la pandemia de COVID-19 y a que «Próxima Centauri salga de detrás del Sol» (en realidad será el Sol el que se mueva).

Benedict también ha destacado la contribución que podría tener la misión europea Gaia, que podría mejorar 50 veces la resolución de sus resultados de astrometría conseguidos con el Hubble, y que podría detectar tanto las perturbaciones causadas por Próxima b como por Próxima c en Próxima Centauri.

Además de eso, el astrónomo ha afirmado que este posible planeta será un blanco muy importante para la próxima generación de telescopios espaciales (como WFIRST), así como los telescopios gigantes terrestres, que podrá usar técnicas de imagen directa para estudiar las atmósferas de estos exoplanetas, con lo importante que eso es para estudiar cómo son y si podrían albergar vida.

/psg