Después de haber subido casi 5% la semana pasada, el cobre mantuvo su rally alcista este lunes tras avanzar más de 1% en la Bolsa de Metales de Londres y ubicarse en sus mayores niveles desde inicios de marzo.

Así, el metal rojo finalizó la sesión con un alza de 1,27%, al transarse en US$2,56688 la libra contado ‘grado A’, valor que se compara con los US$2,53467 del viernes y los US$2,47321 del jueves.

Se trata del precio más alto del metal rojo desde el 5 marzo de este año, cuando se cotizó en US$2,57074. Producto de lo anterior, el promedio del mes escaló a US$2,49763 y el anual a US$2,47265.

Luis Alberto Reyes, analista de Mercados G, comentó que “los Bancos centrales, en particular el Banco Central Europeo (BCE), están aportando mucha liquidez, parte de la cual está llegando al cobre y a otros metales industriales”.

“Las instituciones han recortado sus tasas de interés en los últimos meses y han aportado montos sin precedentes de estímulo para ayudar a paliar el impacto de coronavirus en la economía global y para mantener funcionando los mercados”, explicó.

Por otro lado, el experto detalló que “los inventarios del metal rojo en los almacenes registrados totalizaban 237.900 toneladas, un declive de 15% desde mediados de mayo. Analistas afirman que gran parte del descenso en las existencias de cobre se enviaron a China, donde los precios están más altos”.

“Se espera que la demanda por cobre del gigante asiático se cada vez más fuerte a medida que la economía se recupere de la pandemia”, dijo Reyes. Lo anterior, “gracias a la inversión en infraestructura de China, como estrategia para salir de la crisis, por lo que se espera que el cobre mantenga su tendencia alcista durante toda esta semana”.

/psg