“En eso el gobierno ha tenido una virtud de no tratar de disminuir las cifras”, dijo este lunes la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe. Esto, refiriéndose a la corrección en la cifra de fallecidos asociados al coronavirus que había anunciado el Ministerio de Salud -encabezado por Jaime Mañalich- y que agregó ayer 653 decesos.

Alrededor de las 14:00 del domingo, el Minsal informó que, con la inclusión de esta nueva metodología, el total de víctimas alcanzó los 2.190.

Cabe recordar que este nuevo método contabiliza a las personas cuya muerte “podría estar vinculada a una infección por Covid-19. No sólo nos hemos quedado con la plataforma informática, donde cada profesional de la salud introduce los datos, sino que hemos ido más allá y hemos revisado toda la base de fallecidos certificados por el Registro Civil”, explicó Mañalich.

“El hecho de que se estén sumando todos los posibles fallecidos, hace que uno pueda tener una perspectiva real” de la situación, sostuvo al respecto Van Rysselberghe.

Sin embargo, destacó que hay que tomar en cuenta la cantidad de casos confirmados: “Si hay algo que es una preocupación son los índices de contagio. Eso significa que la gente no está respetando las medidas de aislamiento”.

En ese sentido, agregó que sin importar las decisiones que tomen las autoridades sanitarias, éstas no tendrán efecto si “no hay acatamiento de las medidas”.

Reformas de gobierno

La parlamentaria también se refirió al debate dentro de Chile Vamos sobre qué pasará con las reformas del programa de gobierno en medio de la crisis sanitaria, que cambió el foco del Ejecutivo a lograr el acuerdo con la oposición para enfrentar las consecuencias de la pandemia.

Si bien sostuvo que es “razonable” que algunas iniciativas -que requerían gasto fiscal- se hayan “dejado de lado” en este contexto, manifestó que “espero que se retomen”, ya que “en tiempos de crisis, una cosa importante son las certezas”.

“La plata de un país es lo mismo que la de una familia, es limitada. Uno puede endeudarse, pero todo tiene un límite. Nosotros tenemos que ver ahora cuánto tenemos, la capacidad de endeudarnos”, aseguró.

Agregando que “ojalá poder avanzar en el resto de leyes, dejarlas aprobadas con un nivel de gasto más lento, por ejemplo. En tiempos de crisis, una cosa importante son las certezas para que vengan inversiones. En la medida que hay certezas, eso va a ayudar a la recuperación económica del país”.

/psg