En medio del severo impacto de la crisis del coronavirus las cifras del comercio exterior siguieron registrando un fuerte deterioro.

De acuerdo a los datos dados a conocer este lunes por el Banco Central las exportaciones cayeron 15,2% a US$5.230 millones en mayo frente a igual mes del año anterior, arrastradas por el descenso de 11,8% en los envíos de cobre, lo que descendieron a US$2.567 millones.

Así, en ambos casos registraron su mayor caída mensual desde octubre de 2019.

Pero el impacto más significativo se dio en las importaciones, como resultado de la menor demanda.

En el mes las importaciones cayeron 36,4% respecto a mayo del año pasado a US$4.145 millones, con lo que tuvieron su mayor retroceso desde septiembre de 2009.

Las internaciones de bienes de consumo se hundieron 43,8% a US$982,84 millones, su caída más pronunciada desde que se tienen registros (2004), y las de bienes intermedios y bienes de capital descendieron 35,2% y 22% a US$2.163 millones y US$998 millones respectivamente, en ambos casos la mayor baja desde septiembre de 2009.

De este modo en mayo la balanza comercial cerró con un superávit de US$1.402 millones.

/psg