El remdesivir, hasta el momento, es el primer y único tratmiento aprobado para ser utilizado en casos graves de la Covid-19, pero numerosos investigadores siguen trabajando en hallar nuevos medicamentos que reduzcan la mortalidad en estos cuadros clínicos críticos que derivan, en muchos casos, en un fallecimiento seguro. Durante esta mañana, la Universidad Miguel Hernández de Elche ha publicado una nota de prensa en la que hablan sobre un posible fármaco que reduciría la mortalidad en estos pacientes del 85% al 15%.

Se trata de un tratamiento celular que ha sido desarrollado por científicos españoles y que ha sido probado en 13 pacientes infectados por la Covid-19 que se encontraban intubados y conectados a un sistema de respiración mecánica. Bajo el nombre de ‘proyecto BALMYS-19‘, se ha llegado a la conclusión de que la mortalidad en los cuadros clínicos de la enfermedad más críticos se reducen hasta el 15%.

Es una terapia basada en células madres, que contienen importantes propiedades regenerativas, antiinflamatorias e inmunorreguladoras, por lo que la enfermedad se ‘alivia’ cuando se administra en la persona afectada: “durante el estudio piloto se trató a pacientes críticos de coronavirus que no respondían a tratamientos convencionales con el medicamento celular, compuesto de células mesenquimales estromales alogénicas a dosis de 1 millón de células por kilo de peso en una o varias dosis“. De los 13 pacientes que entraron en el ensayo, solo fallecieron 2, siendo el resto desintubados antes de acabar el estudio.

/gap