Un sistema de votación por internet aprobado en tres estados estadounidenses es vulnerable ante ataques de piratas informáticos y podría no proteger el voto secreto, según un análisis realizado por investigadores en seguridad.

Científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y de la Universidad de Michigan afirman en un estudio publicado el domingo que ese sistema, llamado Democracy Live’s OmniBallot, representa “un grave riesgo para la seguridad de las elecciones y podría permitir que atacantes alteren los resultados de los comicios sin ser detectados”.

El informe llega en un momento en que políticos luchan para que se permita la votación a distancia en las presidenciales de noviembre, con el fin de limitar los riesgos de contagio de coronavirus en los colegios electorales.

Según los autores del estudio, OmniBallot ha sido aprobado como opción en Delaware, Virginia Occidental y Nueva Jersey.

Otros investigadores en seguridad ya habían alertado sobre los riesgos de las votaciones por internet, insistiendo en la dificultad de asegurar la autentificación del elector al tiempo que se garantiza el voto secreto y se evitan los fraudes y las intimidaciones.

Esas advertencias coinciden con un encendido debate sobre la necesidad de ampliar el sufragio por correo, el sistema más utilizado para el voto en ausencia, una posibilidad a la que se opone el presidente Donald Trump.

/gap