Tenía todo preparado para partir hoy, a las 11.00 horas, rumbo a La Serena. Ahí, la todavía ministra de la Mujer, Macarena Santelices, tenía una agenda llena de actividades desde las 15.00 horas. Pero sus planes no vieron la luz.

Durante la mañana, Santelices recibió un llamado telefónico del Presidente Sebastián Piñera, quien le transmitió que tenían un problema y que debía dejar el cargo. Y también hubo palabras de agradecimiento y le permitió presentar su dimisión.

“El día que se entienda que la causa de las mujeres no tiene color político, es de todas y para todas, podremos avanzar. Por mi lealtad al Presidente Sebastián Piñera, al país y a las chilenas, hoy decido dar un paso al costado”, publicó, de manera sorpresiva, Santelices en su cuenta de Twitter a las 10.56 horas.

Si bien el momento fue sorpresivo, en La Moneda y en Chile Vamos dicen que el paso de Santelices por el Ministerio de la Mujer era una especie de crónica de una salida anunciada o esperada. Y así fue: duró sólo 34 días en el cargo, menos que los 54 días que Palacio demoró en ponerla en el cargo tras la salida de la UDI Isabel Plá.

La militante de la UDI -quien arribó a la cartera el 6 de mayo- tuvo un complejo debut, siendo duramente cuestionada por la oposición y movimientos feministas. En privado en el oficialismo hubo reparos que apuntaban a que Santelices no tenía experiencia en el área, y desde Evópoli transmitieron lo mismo al ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y a la Presidencia.

Sobre todo sus declaraciones previas a ser secretaria de Estado generaron duras críticas. “No podemos desconocer lo bueno del régimen militar”, señaló Santelices en diciembre de 2016 a El Mercurio de Valparaíso. Y también se difundió un tweet que publicó en el que se lee “no más inmigrantes”.

Así, Santelices, quien es periodista de profesión y fue alcaldesa de Olmué en dos períodos, el mismo día que asumió tuvo que salir a dar explicaciones por sus dichos. “Jamás he avalado ni he justificado la violación de los derechos humanos”, dijo ese día, agregando que “júzguenme por lo que hago desde ahora en adelante”.

Santelices cometió varios traspiés que, a juicio del gobierno, forzaron su salida, de la que, incluso, se había “salvado” del ajuste ministerial que hizo el Mandatario el jueves pasado.

Entre los errores de la militante UDI se enumeran al menos cuatro: dio en más de una oportunidad entrevistas sin avisar previamente; realizó declaraciones desafortunadas, entre ellas, el 14 de mayo, cuando aseguró que hay movimientos feministas “que buscan el caos, la destrucción y la descalificación”. Asimismo, el Ministerio de la Mujer difundió la semana pasada una pieza audiovisual de una campaña de violencia contra la mujer, la que generó duras críticas. Esto, porque varias asociaciones y parlamentarias de oposición señalaron que en el video se victimizaba a un agresor.

El video, dicen en La Moneda, no fue visado por la Secom, porque nunca se le consultó al respecto. Y, lo que generó más molestia, fue que Santelices bajó el video y endosó, a través de un comunicado, la responsabilidad a la directora del Servicio Nacional de la Mujer, Carolina Plaza.

De todas formas, la gota que “rebasó el vaso” -dicen en el gobierno- fue una contratación que hizo Santelices la semana pasada de un exeditor de La Cuarta, Jorge Ruz, para asumir como jefe de estudios de la cartera. Semanas antes había movido de ese cargo a María José Abud, militante de Evópoli, a quien le pidió que se encargara del área legal. Esto, dicen en el Ministerio, generó malestar y terminó provocando que Abud renunciara al ministerio.

La contratación de Ruz también desencadenó que la subsecretaria Carolina Cuevas presentara ayer su renuncia al jefe del Segundo Piso, Cristián Larroulet, lo que tensionó aún más el ambiente. Desde Presidencia le solicitaron que desistiera por ahora de esa idea, por lo que se mantiene en sus funciones. El nivel de tensión interna, dicen en la cartera, escaló a tal punto que varios asesores amenazaron con renunciar a sus cargos, pues la contratación de Ruz habría sido comunicada por la ministra sobre hechos consumados a su gabinete.

De todas formas, fuentes oficialistas que conversaron con Santelices hoy en la mañana señalan que ella se dio cuenta de que “la situación iba solo empeorando”. Además, agregan que la ahora exministra había advertido hace algunos días que no podía formar su propio equipo. Esto, por la restricción de la Dipres a contrataciones que se realicen durante estos meses. Con este contexto, agregan desde la UDI, Santelices “ya no aguantaba en el puesto”.

En La Moneda concluyen que a Santelices no le quedaba margen de acción para impulsar la agenda debido a que tenía diferencias internas, críticas opositoras y de movimientos feministas. Junto con su salida, dejaron el ministerio las 4 contrataciones que, a la fecha, había realizado la exalcaldesa. Ruz, uno de ellos.

La favorita de la UDI

El arribo de Santelices al gabinete no fue una casualidad. Fue un nombre promovido por la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien, incluso, acompañó a la ahora exministra el día en que juró. Previo a su nombramiento en La Moneda barajaban dos opciones: Santelices y la subsecretaria de Turismo, Mónica ZalaquettEsta última asumió esta mañana como la nueva ministra de la Mujer.

Según fuentes de Palacio, Piñera se inclinó por Santelices porque era el nombre favorito tanto del gremialismo y de Larroulet. Esto, en un escenario en que RN había comenzado a levantar el nombre de la subsecretaria Cuevas, quien estuvo como subrogante tras la salida de Plá. En ese sentido, en el gobierno decían por esos días que no se quería “desarmar una subsecretaría que hasta ahora ha funcionado bien”.

“Es difícil evaluar la gestión de una ministra cuando recién se estaba instalando en el cargo. Lo que hay detrás de esto es que la izquierda no tolera que existan mujeres que trabajamos por el derecho de las mujeres y que pensamos distinto. Hay un totalitarismo de las mujeres de izquierda que no soportan a las que no pensamos como ellas”, dijo Van Rysselberghe tras la salida de Santelices.

Desde la UDI agregan que su salida se dio por un “cúmulo de varios factores”, pero principalmente pesaron las críticas de la oposición que se dieron desde que fue nombrada como ministra, pero también los conflictos internos que tuvo durante este mes tanto con la subsecretaria Cuevas y Plaza. De todas formas, en la cartera dicen que la relación entre Cuevas y Santelices no era mala, pero sí reconocen que hubo problemas con Plaza, tal como lo publicó La Tercera PM la semana pasada.

Asimismo, agregan en el oficialismo, la contratación del experiodista de La Cuarta también influyó para que en los partidos de Chile Vamos, en especial desde Evópoli y RN, se reiteraran críticas a la gestión de la ahora exministra.

Consultada por este último punto, la timonel UDI señaló que “en Chile Vamos, y lo hemos visto, hay algunos que les gusta quedar bien con nuestros adversarios políticos, con la izquierda”. Y agregó: “No creo que la contratación que se dio a conocer ayer haya pesado en su salida. Está dentro de las facultades de un ministro armar su equipo, no debiera ser un factor gatillante”.

Santelices, quien llegó pasada las 12.00 a La Moneda para participar del nombramiento de Zalaquett, dijo a radio ADN, al terminar la ceremonia, que “uno tiene que saber dar un paso al costado cuando sabe que no se está avanzando”.

Arribo de Zalaquett

Pasadas las 12.40, en el salón Montt Varas, Piñera encabezó la ceremonia en la que juró la nueva ministra de la cartera. En La Moneda dicen que se optó por Zalaquett porque era uno de los nombres que se evaluó cuando se designó a Santelices y que le gustaba al Mandatario.

En la UDI, en tanto, agregan que visaron su designación con Piñera a pesar de que, según agregan en el gremialismo, la relación entre la nueva ministra de la Mujer y la timonel UDI no es “cercana”.

Así, con problemas de audio, el Mandatario -flanqueado por Santelices y Zalaquett- agradeció a ambas. “Quiero agradecer muy sinceramente a Macarena Santelices por el compromiso, la vocación, la entrega y el entusiasmo con que cumple todas sus funciones públicas. La conocí como concejala, alcaldesa, y le agradezco muy sincera y profundamente. Y también agradecer a Mónica Zalaquett por el gran trabajo que ha hecho o hizo como Subsecretaria de Turismo para promover una de las grandes riquezas naturales de nuestro país”, manifestó.

La llegada de la nueva ministra, en todo caso, no ha estado exenta de críticas: ya comenzaron a surgir algunos cuestionamientos por declaraciones de 2010 respecto al posnatal, un debate que se ha reactivado por estos días a raíz de la emergencia sanitaria.

“Lamento lo ocurrido en este periodo de crisis con el Ministerio de la Mujer. Las únicas que pierden con esta intermitencia en el cargo son las mujeres de Chile que se han visto mayormente vulneradas con esta pandemia. Hoy más que nunca necesitamos una gestión eficiente, políticas públicas con perspectiva de género y respuesta concretas a las problemáticas de hoy. Esperamos que esto termine definitivamente hoy con el Nombramiento de Monica Zalaquett de quien tengo una buena apreciación por su trayectoria y trabajo”, comentó a La Tercera PM la diputada Marcela Sabat (RN).

/gap