La mejor posición fiscal de los países de América Latina, es la que tenía Chile cuando comenzó la crisis del coronavirus, señala el jefe de Estudios Económicos por País de la Ocde, Álvaro Pereira. Esta situación le ha permitido a Chile hacer frente a la pandemia con medidas económicas sin precedentes, y aún tiene espacio para hacer más, asegura el experto, quien hoy presentó el reporte de Perspectivas Económicas Globales de la entidad.

¿Qué tan fuerte es el golpe económico del coronavirus en la región?

-Es importante decir que en el mundo estamos hablando de la más grande recesión que tenemos, al menos desde la Segunda Guerra Mundial. La Ocde está previendo que la economía mundial se va a contraer entre 6% y 7,6% este año. No tenemos precedentes de una caída así de grande desde entonces, y todos los países que la Ocde están en negativo. Para América Latina, los seis países más grandes, incluido Chile, estamos viendo una recesión muy, muy grande también. Para Brasil estamos hablando de una recesión de entre 7,4% y 9%, Argentina también por encima de 8% y hasta 10%, y México también entre 7,5% y 8,6%. Para Chile, si el brote termina dentro de poco tiempo, estamos hablando de una recesión de 5,6%, con una recuperación de 3,4% el próximo año. En un escenario con segundo brote del virus al final del año estamos hablando que el PIB de Chile puede caer 7,1% este año.

Ambos escenarios tienen igual probabilidad indican en el informe…

-Sí, nos basamos en lo que ha pasado en pandemias anteriores. Pensamos que hay igual probabilidad que el virus pueda volver si no tenemos un tratamiento eficaz o si no vamos a tener vacuna hasta final de año. Entonces, es muy probable que cuando la época de la gripe comience en el hemisferio norte, en septiembre-octubre, puede resurgir el virus en el mundo, por lo cual ambos escenarios tienen igual probabilidad. La diferencia es que en el primer brote los gobiernos no estaban totalmente preparados, muchos prefirieron hacer una cuarentena muy rígida. Por eso, es importante que en los próximos meses los gobiernos se preparen para que, si hay un segundo brote, no se necesite cerrar toda la economía, porque eso tiene un impacto brutal en términos sociales y económicos.

¿Qué medidas deberían tomarse?

-Por ejemplo, hacer un seguimiento de la gente que está contagiada, para conocer sus contactos. Es lo que ha hecho Corea y Singapur, con bastante éxito. Nosotros todavía pensamos que Corea va a tener una caída de solo 1,2% y 2,5%. Esa estrategia tiene impactos positivos.

En el primer escenario se plantea que se saldrá pronto. ¿Cuándo piensan que la situación económica podría mejorar en Chile?

-Nuestra previsión es que las cosas van a empezar a mejorar en el tercer trimestre, lentamente, y si hay un segundo brote, va a mejorar, pero luego empeorará hacia fines de año.

/psg