El ministro de Desarrollo Social, Cristián Monckeberg, señaló este miércoles que el Presidente Sebastián Piñera, está evaluando alternativas para una segunda entrega de alimentos. A la vez que dijo sentir “un poco de pudor” ante la polémica sobre la minuta emanada desde la Intendencia de Ñuble para la entrega de cajas por parte de autoridades.

Ayer se dieron a conocer algunas minutas emanadas desde la Intendencia de Ñuble y la Secom, las cuales habrían sido enviadas a autoridades del Ejecutivo para la repartición de las canastas de alimentos. Éstas han sido criticadas desde la oposición, bloque donde incluso anunciaron que recurrirán a la Contraloría.

El titular de Desarrollo Social comentó que la repartición de “las cajas de alimento logra un efecto importante en esta etapa de emergencia que las familias, en lo posible, salgan menos de sus casas y eso es importante y lo hemos conversado, el propio Presidente lo ha señalado, se está evaluando (…) de buscar extender en su minuto, y en eso se está evaluando, no se ha tomado la decisión, pero todo indica que vamos hacia allá por lo mismo”.

Con ello, explicó que “estamos pensando en los meses de invierno julio y agosto, porque junio va a quedar relativamente cubierto con la distribución. Ahí hay diferentes alternativas una son la entrega de cajas de mercadería, otro lo que han hecho diferentes alcaldes en la lógica de comercio de los barrios, donde las familias a través de un voucher compran en ese comercio, por lo tanto, permite una distribución más efectiva en el barrio específico, pero requiere una logística gigante”.

“Eso es lo que hemos estado evaluando y el Presidente está mirando todas alternativas para una segunda posibilidad de entrega de alimentos para las familias”, sostuvo.

Consultado por si no hay un aprovechamiento en la entrega de cajas, el ministro indicó que “a mí siempre me da un poco de pudor estas cosas, yo entiendo que a las familias uno tiene que ayudarlas lo más posible y para hacerlo simple, ser lo más piola posible”.

“Yo creo que la Secom fue bastante clara respecto de su instructivo, y entiendo donde se cometió un error y se corrigió es en la Región de Ñuble, respecto de una nota, de un documento interno que circuló entre los funcionarios respecto a la distribución de cajas. Pero si hay que corregirlo, hay que corregirlo, evidentemente, el centro de la distribución de las cajas no puede ser la autoridad que la entrega, no es así”, recalcó.

Según Monckeberg, “eso del Presidente hacia abajo lo hemos señalado permanentemente, de hecho, si ustedes se fijan, a la instrucción del Presidente no hay pauta de prensa, solamente él da a conocer la distribución de cajas, los números y no andamos los ministros repartiendo cajas con cámaras detrás. Lo hemos hecho los fines de semana, no los días de semana, porque estamos en nuestro trabajo en los ministerios, para que no haya críticas ni susceptibilidades de la oposición que pueden ser muy legítimas. Nosotros vamos los fines de semana a distribuirlas, ha habido bastante cuidado”.

Y añadió que “cuando surgen estos documentos como el de la Región de Ñuble hay que corregirlo y que si la oposición quiere ir a la Contraloría como ha dicho, que lo haga está en su legítimo derecho, pero lo que no nos puede pasar es que esto le ponga tierra o enrede la distribución de cajas, que hoy ya vamos a superar el millón de cajas distribuidas”.

/psg