“Quisiera partir el día de hoy haciéndome cargo de una situación que está generando malestar, probablemente desconfianza en varias personas en el contexto de un instructivo entregado por la Secom en el proceso de la entrega de cajas (…) Creemos que merece la ciudadanía una explicación y dar la cara respecto de esta situación”.

Esta declaración fue parte del duro mea culpa que esta jornada realizó la vocera de gobierno, Karla Rubilar, respecto a la polémica generada producto de diversos instructivos sobre la forma en que se debe proceder a la entrega de las canastas familiares del gobierno en el marco del plan Alimentos para Chile.

En dichos documentos, según dio cuenta ayer La Tercera, y que fueron distribuidos a ministerios y servicios públicos, el gobierno pedía a las autoridades tomar fotos de la entrega de cajas, incorporar hashtag en publicaciones en redes sociales y “valorar” la figura del Presidente Sebastián Piñera.

“El instructivo tenía ciertos lineamientos, que estaban definidos. Queríamos dejar en claro que las publicaciones debían estar centradas en las personas y no en las autoridades”, indicó la vocera respecto a la finalidad de dicho documento. “Este proceso debía ceñirse de forma estricta a las normas de Contraloría, por eso mismo en el instructivo decía que si bien el Presidente había generado el programa y podíamos nombrarlo en el tweet, no podíamos decir que era él el que estaba entregando el beneficio de las cajas”, agregó.

Sin embargo, Rubilar fue autocrítica y reconoció que “es un instructivo que no fue bien hecho, que es oficial, lo difundimos, no fue bien logrado, no fue bien hecho”.

Para afirmar, además, que “si el Presidente hubiera visto este instructivo como salió, jamás habría autorizado que saliera un instructivo como éste que pudiera interpretarse de una forma diferente a lo que es el espíritu de la entrega de cajas”.

Pero Rubilar fue más allá y afirmó que “esta fue una instrucción que dimos de forma oficial, hay que reconocerlo, es un documento oficial, estuvo mal hecho y si usted quiere considerar un responsable, la responsable soy yo”.

Consultada en tanto por una eventual segunda entrega de alimentos, dada a conocer esta jornada por el ministro de Desarrollo Social, Cristián Monckeberg, y sobre cómo se abordaría este proceso, la vocera indicó que serán mucho más “prolijos”.

“Si hay un segundo proceso de entrega de cajas, vamos a ser mucho más prolijos, porque lo que nos importa y lo que realmente nos interesa es que este proceso, que es un proceso de gran aprendizaje, de contacto directo en terreno, como gobierno tenemos derecho a estar en terreno, como han tenido derecho a publicar y estar en terreno todos los gobiernos anteriores, lo que queremos es hacerlo bien, ese fue el objetivo del instructivo, por eso fue un documento oficial”

La vocera informó además, que se realizará un nuevo instructivo, el cual se espera tener listo este miércoles, y que será enviado a la Contraloría para su revisión.

/psg