La Contraloría General de la República dictaminó que el instructivo elaborado para el retorno gradual de los funcionarios públicos a sus funciones en medio de la pandemia, y que fue elaborado por la Dirección Nacional del Servicio Civil, no se ajusta a derecho.

Según el dictamen 9762/2020, el organismo contralor señaló que “corresponde a los jefes de servicio adoptar las medidas para resguardar la salud de sus funcionarios y los usuarios de la institución, observando la normativa y las directrices impartidas por la autoridad sanitaria”.

La institución dejó en claro que “no se advierten atribuciones de la Dirección Nacional del Servicio Civil para impartir las instrucciones contenidas en oficio”.

Esto, ya que según Contraloría expresó que al Servicio Civil le corresponde “realizar las tareas que el Ministro de Hacienda le encomiende en el ámbito del personal del sector publico”.

“Estas labores deben necesariamente encontrarse relacionadas con la esfera de sus competencias establecidas por el legislador, que en síntesis se relacionan con la implementación de políticas de gestión y desarrollo de personas y altos directivos y no con la materia objeto del referido instructivo el cual básicamente se refiere a un plan de retorno gradual de los funcionarios públicos”, detalló.

Cabe recordar que el pasado 20 de abril, la Dirección Nacional del Servicio Civil informó del retorno gradual de funcionarios públicos y que solo afectaría a los que desempeñan labores prioritarias para la prestación de servicios.