La vigésimo sexta edición de la Encuesta de Costo de Vida, elaborada anualmente por Mercer, reveló que Santiago pasó de la posición 79 a la 134 del ranking y que vivir ahí actualmente es más barato que el año pasado.

El estudio consideró en más de 400 ciudades factores específicos como las fluctuaciones monetarias, la inflación en los costos de bienes y servicios, y la volatilidad de los precios de alojamiento.

América

Si bien la recesión económica mundial comenzó a sentirse durante la primera parte del año, el fortalecimiento del dólar provocó un aumento de los costos para los expatriados en las ciudades estadounidenses.

Como resultado de ello, las urbes de los Estados Unidos han ascendido en el ranking de las ciudades más caras este año.

Nueva York (6) es la más cara del país, según indicó Mercer, seguida por San Francisco (16), Los Ángeles (17), Honolulu (28) y Chicago (30).

Winston Salem (132), en Carolina del Norte, sigue siendo la ciudad estadounidense más barata para expatriados.

En América del Sur, San Juan (66) se clasificó como la ciudad más cara, seguida de Puerto España (73), San José (78) y Montevideo (88).

Managua (198) es la más barata de América del Sur. En tanto, Caracas en Venezuela ha sido excluida del ranking debido a su compleja situación cambiaria, ya que su posición en el ranking hubiese variado considerablemente según el tipo de cambio oficial elegido.

La apreciación del valor del dólar canadiense ha dado lugar a aumentos en el ranking de este año, precisó el estudio. Tras ascender 18 lugares respecto al año pasado, Vancouver (94) es la ciudad canadiense más cara del ranking, seguida de Toronto (98). En el puesto 151, Ottawa es la ciudad más barata de Canadá.

Santiago de Chile

En esta versión de la Encuesta de Costo de Vida de Mercer, la capital del país vivió una caída importante en el ranking, llegando al puesto 134, tras haber estado en el lugar 79 en 2019.

Agustina Bellido de Mercer afirmó que esta baja se debe “principalmente a la devaluación del peso chileno entre el período marzo 2019 y marzo 2020 versus el dólar americano (moneda que se usa como base para la comparación global). La diferencia es de alrededor del 26% entre ambos períodos”.

Con indicadores de inflación que no han acompañado esta devaluación, en dólares, Santiago es más barato, es decir, se puede comprar más con los mismos dólares. “Es decir, Santiago, como destino para expatriados es más competitiva en dólares. La coyuntura internacional y nacional ha contribuido a la aceleración de la depreciación del peso chileno”, añadió Bellido.

En otras palabras, la ciudad se vuelve más barata para aquellos trabajadores que reciben sus remuneraciones en dólares, lo que la hace más competitiva, sostuvo el análisis de Mercer.

Santiago comparte la posición 134 junto con Pointe a Pitre de Guadalupe y Aberdeen de Reino Unido.

Europa, Medio Oriente y África

Tres ciudades europeas se encuentran entre las diez más caras. En el cuarto puesto del ranking mundial, Zúrich sigue siendo la ciudad europea más costosa, seguida de Berna (8), que escaló cuatro posiciones respecto al año pasado. La siguiente en el ranking, Ginebra (9), ascendió cuatro lugares respecto al año pasado.

A pesar de haberse registrado algunos incrementos moderados de precios en toda la región, varias monedas europeas se han debilitado frente al dólar estadounidense, lo que hizo que varias ciudades bajaran en el ranking, indicó el ranking de Mercer.

Debido a la contracción de las economías de Francia e Italia a fines de 2019, el crecimiento de la eurozona registró un nivel cercano a cero. Sin embargo, no existen signos de crisis en términos inflacionarios en ninguno de los principales países de la Unión Europea.

La región experimentó algunas caídas en el ranking de este año, como en el caso de París (50), Milán (47) y Frankfurt (76).

La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea no ha afectado a su moneda local, la cual se mantiene fuerte y ha ganado valor frente a las principales monedas del mundo. Londres (19), Birmingham (129) y Belfast (149) escalaron cuatro, seis y nueve posiciones, respectivamente.

Los Emiratos Árabes Unidos continúan diversificando la economía, con la consiguiente reducción del impacto de la industria petrolera en el PIB.

En el marco de este proceso, se ha registrado una caída de precios tanto en Dubái como en Abu Dabi. Del mismo modo, Arabia Saudita está tratando de limitar el impacto de las exportaciones de petróleo y avanzar hacia un modelo económico más diversificado.

Los precios se han mantenido estables durante los últimos seis meses; sin embargo, a la luz del próximo aumento del impuesto al valor agregado se espera un cambio en los precios.

Tel Aviv (12) sigue siendo la ciudad más cara de Medio Oriente, conforme a Mercer, seguida por Dubái (23), Riad (31) y Abu Dabi (39). El Cairo (126) sigue siendo la ciudad más barata de la región a pesar de haber escalado cuarenta posiciones.

Yamena (15), Chad, es la ciudad de África que ocupa el puesto más alto del ranking, mientras que Túnez (209) es la más barata de la región y del mundo.

Asia Pacífico

Seis de las diez ciudades que encabezan el ranking de este año se encuentran en Asia. Hong Kong (1) sigue siendo la ciudad más cara, tanto en Asia como a nivel mundial, debido a las fluctuaciones monetarias frente al dólar estadounidense y al aumento del costo de vida a nivel local.

A este centro financiero global le siguen Asjabad (2), Tokio (3), Singapur (5), Shanghái (7) y Beijing (10). Mumbai (60) es la ciudad más cara de la India, mientras que Calcuta (185) es la más barata del país.

Las ciudades australianas han perdido posiciones en el ranking de este año, debido a la depreciación de la moneda local frente al dólar estadounidense.

Sydney (66), la ciudad más cara de Australia, experimentó una caída de dieciséis posiciones. La ciudad más barata de la región, Adelaida, descendió diecisiete lugares, hasta ubicarse en el puesto 126, puntualizó el estudio de Mercer.

/psg