Felipe González calificó este jueves la tragedia de Venezuela como «un tumor que se expande por las democracias en América Latina» que hay que combatir, pero descartó que una intervención de fuerza extranjera sea una solución al conflicto, sino que abogó por una mayor presión tanto interna como externa contra el régimen de Nicolás Maduro.

El expresidente del Gobierno de España y el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, participaron en un foro titulado «La transición en Venezuela es posible», la primera teleconferencia que organiza Julio Borges, comisionado presidencial para las Relaciones Externas del Gobierno legítimo venezolano, reconocido por 60 países.

En el encuentro telemático iberoamericano participaron también los representantes diplomáticos de Guaidó, entre ellos, Antonio Ecarri, desde Madrid.

Juan Guaidó, también presidente de la Asamblea Nacional desde el 5 de enero de 2019, recordó que lo que ha alcanzado hoy la oposición venezolana «habría sido imposible años atrás». Dijo que el acompañamiento internacional es fundamental: «Hoy puedo decir en este momento estamos en el umbral que conduce al final de la dictadura. Vamos a lograr la transición y la democracia».

Felipe González comparó los procesos de transición de España y Chile, en los que no había un Gobierno opositor legítimo y reconocido internacionalmente como el de Guaidó, es «una enorme diferencia». Dijo que tiene que haber un Gobierno de transición en Venezuela sin Maduro.

Calificó el régimen dictatorial de Nicolás Maduro como ilegítimo que lo ha convertido en un Estado fallido y ha destruido todo. «La credibilidad de un diálogo es nula y no puede pretender hacer un diálogo negando a la Asamblea Nacional y la oposición mayoritaria».

Para el expresidente del Gobierno español, el chavismo ha sido una «robolución depredadora y destructiva. La revolución chavista ha sido un arma de destrucción masiva». El régimen de Maduro es «un cascarón vacío, porque no tiene legitimidad de origen ni de ejercicio».

«Maduro no acepta una elección para perder»

Al referirse a las eventuales elecciones legislativas de diciembre, recordó que Maduro no convocará una elección en la que vaya a perder, por eso «no aceptará una elección limpia y mucho menos una derrota. Eso lo saben dentro del régimen y en las filas del chavismo. Saben que con Maduro no irán a ninguna parte sino a la catástrofe».

González confesó que nunca ha visto un país que no haya tenido una guerra como Siria y que haya sufrido una devastación tan grande como Venezuela. Más de cinco millones de desplazados en el éxodo, destrucción de su economía, del aparato productivo, y de sus instituciones.

Pidió a los venezolanos resistir y luchar por su libertad y democracia. A la Unión Europea pidió ejercer mayor presión contra Maduro, «el régimen está dividido y no todos los militares lo sostienen», dijo a pesar de las torturas, persecución y encarcelamiento a las que someten a los disidentes.

/psg