En La Moneda. allí se despidió el ahora ex ministro de Salud Jaime Mañalich, quien deja el cargo en medio de un alza en la cifras de la pandemia que hoy superó las 3 mil muertes. Una decisión cruzada, además, por las diferencias en el número de muertes que informa a la OMS versus las que entregaba el Minsal.

Esto último se conoció esta jornada, tras una publicación de Ciper, y que la subsecretaria Paula Daza explicó esta jornada en su balance.

Así, Mañalich afirmó que “hemos llegado al momento más duro de la enfermedad, yo predigo, me atrevo a decir, que en las próximas semanas vamos a tener un estrés, una presión sobre la red asistencial aún mayor”.

“Y el nivel de presión que tendremos que hacer a la ciudadanía para que cumpla las tareas en cuarentena, aislamiento, va a ser muy severo, como están siendo ya”, añadió.

“Esta nueva etapa de esta lucha contra el coronavirus requiere un nuevo liderazgo, que se abra nuevamente al diálogo, que convoque más personas, que le dé frescura a la conversación y en ese sentido es mi deber republicano dar un paso al costado”, señaló.

Además, el médico dijo que “quiero agradecer a doctor Enrique Paris que asume el desafío en este momento tan difícil, pero tengo la seguridad, conociéndolo como lo conozco, de que él va a poder liderar de mejor manera la etapa que viene en la lucha contra el coronavirus”.

Y valoró el trabajo del personal de la salud, “que no han dudado en trabajar, incluso en arriesgarse, para defender a nuestros compatriotas contra este terrible flagelo”.

Finalmente, agradeció al Presidente Sebastián Piñera. “Él ha liderado esto desde el primer momento, trabajando tanto o más que nosotros, sin duda en sus decisiones (…) creo bajo su presidencia estamos en muy buenas manos para salir de esta grave crisis”.

“Necesitamos unirnos, confiar más, necesitamos trabajar juntos y es por eso que insisto en que este es el momento de la unidad, del diálogo, de la la confianza”, concluyó, sin aceptar preguntas.

/psg