“Oiga Don Franci, que bueno escucharlo entusiasmado, pero le pregunto yo, porque ayer estuvimos con el Rafa (Araneda): ¿A quién prefiere, al Rafa o a Pancho Saavedra para animar? Perdone la pregunta…”

Esta fue el comentario con que Karen Doggenweiler desarmó la pitanza telefónica que el jueves le hizo Stefan Kramer imitando a Don Francisco.

El llamado a la animadora se dio en medio de Socios, el espacio que Pancho Saavedra emite en vivo a través de su instagram y donde el comediante es uno de los panelistas que se contactan a través del video.

Así fue la broma telefónica:

Karen Doggenweiler: “¿Aló?”

Stefan Kramer, imitando a Don Francisco: “Perdón Karen, se me cortó, aquí de nuevo Don Mario, ¿cómo le va?”

Doggenweiler: “Bien Don Franci, ¿y usted? Que gusto saludarlo, hablamos ayer, que rico escucharlo de nuevo. ¿Cómo ha estado?”

Kramer: “Bien, aquí ingeniándomelas, un poquito aburrido, pero con todas las ganas de poder hacer lo que hay que hacer ahora poh. Entonces por eso te llamaba, porque tenemos una reunión mañana”

Doggenweiler: “¿Mañana? ¿Cómo lo quiere hacer? ¿Con un Zoom?”

Kramer: “Un Zoom, eso es lo que yo tengo por lo menos, no sé si tú lo tienes. Entonces quiero saber si cuento con tu apoyo, porque vamos a estar todos, incluso llamé a algunos influencers”

Doggenweiler: “Ya. Yo feliz, usted sabe que cuenta… ¿Cómo está la Tere (Teresa Muchnik, esposa de Don Francisco)?”

Kramer: “Bien, ahí estamos, un poquito aburridos, pero con ganas de que esto pase. Yo creo que realmente es algo muy difícil”

Doggenweiler: “Pero no le ha llegado la tintura si poh Don Franci”

Kramer: “No, si yo ya no me tiño, no tengo para que hacer eso. Así que ahora lo estamos haciendo a como salgo nomás Karencita”

Doggenweiler: “Si se ve bien. A mí me gusta como se ve así. Cuente conmigo Don Franci, usted sabe, me anota en la lista. Yo creo que todos los animadores van a estar comprometidos para hacer lo que haya que hacer nomás”

Kramer: “Siempre hay algunos que de repente se bajan, yo sigo luchando. Perdona la hora, yo te llamé para poder contar con tu apoyo”

Doggenweiler: “No se preocupe, aquí estoy con Marco (se refiere a su marido, Marco Enríquez-Ominami) al lado, saludos le manda. Estoy con Marco arriba… No… (Ríe) Estoy con Marco al lado”

Kramer: “Va a estar Rafael (Araneda), mi hija, Pancho Saavedra, los influencers, Pollo Castillo, Kika Silva, Stefan Kramer, qué se yo. Para que organicemos algo choro. Yo sé que está difícil, pero si en la Teletón pudimos yo creo que ahora también podemos hacerlo”

Doggenweiler: “De todas maneras. Oiga Don Franci, que bueno escucharlo entusiasmado, pero le pregunto yo, porque ayer estuvimos con el Rafa: ¿A quién prefiere, al Rafa o a Pancho Saavedra para animar? Perdone la pregunta”

Kramer: “No, no hay diferencias, aquí todos aportamos y todos tratamos de hacer bien las cosas. Lo importante es…”

Doggenweiler: “Pero igual uno tiene preferencias, igual uno tiene un poco…”

Kramer: “No. No hay preferencias, y yo por lo que veo, Karen, ya como que me cachaste la weá (Saavedra ríe). Ya te pusiste a preguntar weás que yo no puedo contestar (ríe)”

Doggenweiler: “Oye, pero al principio me tuviste (ríe)”

Kramer, ahora con su propia voz: “Oye, Karen, ¿pero dónde cagué?”

Doggenweiler: “Yo creo que Don Francisco hubiera elegido poh (ríe). ¿Cómo están?”

Pancho Saavedra: “Oh, Karen querida, te las mandaste. Pero primero agarraste de verdad, ¿en qué momento cachaste que te estaban webiando?”

Doggenweiler: “Porque yo ya le había dicho la cuestión del pelo. Una vez  le dije ‘le queda bien el pelo así, déjeselo así’. Y como no dijo ‘ah, ya me habías dicho’. Dije ‘no se acordó’”

Kramer: “Ahora sí te estoy hablando Karen y te agradezco tu participación. Eres entretenida, tú sabes de espectáculo, ya te pusiste a entretener y están todos los weones escuchándote (risas)”

Doggenweiler: “Que talento, ¿qué vamos a hacer?”

Kramer: “Estamos leseando aquí con el Panchito, que me hace hacer maldades”

Saavedra: “¿Cómo está Marco?”

Kramer, imitando a Marco Enríquez-Ominami): “Bien, aquí estoy, para hablar de la política… (Habla rápido y no se entiende) Puras weás (ríe)”

Doggenweiler: “Oye, está de cumpleaños mañana, 47”

Kramer sigue imitando a Enríquez-Ominami: “Ojalá que me regales alguna weá nueva, siempre me regalas las mismas cosas. Trata de sorprenderme por una vez en la vida te lo pido Karen Silvia por favor, te doy besos y abrazos”

Doggenweiler: “Besos y abrazos. Era Stefan y el Pancho (le dice a Marco)”

Marco Enríquez-Ominami: “Hola bellezas, ¿se están riendo de mí de nuevo?”

Kramer: “Hola buenmozo, ¿cómo está el mejor director de cine de toda la historia? (risas)”

Doggenweiler: “Está de cumpleaños”

Saavedra: “¡Feliz cumpleaños Marco!”

Kramer: “Feliz cumpleaños, que lo pases muy bien. Feliz cumpleaños a ti, que lo pases feliz…”

Enríquez-Ominami: “¡Ocioso! Te ríes de mí. Oye, Stefan, como trabajo fuera de Chile, tengo una voz siútica, así que ahora vas a tener que imitarme con voz de siútico”

Kramer: “Ahora voy a tener que tratar de hacerlo un poquito más lento (ríe). Pero el movimiento de la lengua me imagino que permanece”

Enríquez-Ominami: “Eso lo descubriste tú, y efectivamente se me secan los labios. Como soy mitad caliente y mitad siútico, me mojo los labios. Ocioso, pero efectivamente es cierto”

Kramer: “Efectivamente es una pega de ocioso. Estamos tratando de cambiar y de girar, pero Pancho Saavedra me trae de vuelta a eso. Gracias por la buena onda. Les mando un abrazo, que descansen y perdón por haberte molestado Karen Silvia”

Doggenweiler: “Aquí estamos al pie del cañón, Don Francis”

Kramer: “¡Estoy esperando que me mandes el Koleston…!”

/gap