Un nuevo balance de los patrullajes nocturnos para velar por el cumplimiento de las medidas sanitarias decretadas en el marco de la pandemia, entregó esta mañana Carabineros.

Según informó en sus redes sociales, “a nivel nacional y durante la última jornada, 1.635 personas fueron privadas de libertad”, lo representa un aumento respecto de las 1.113 que fueron reportadas ayer.

De acuerdo al detalle entregado por la institución, en la jornada de toque de queda se registraron 264 conducidos a comisarías: 29 en la RM y 235 en regiones.

Además, señaló que se entregaron 2.310 salvoconductos en forma presencial para los diversos trámites que contempla la normativa. -de éstos, 779 fueron en la Región Metropolitana y 1.531 en regiones.

En específico, la mayoría se solicitaron para compras (679.753), asistir a centros de salud (48.830), para ir en apoyo de adultos mayores (70.683) y pasear mascotas (39.104).

Para otras categorías, 19.546, En total, de acuerdo al reporte entregado esta mañana, fueron 857.916 permisos.

/psg