El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, se refirió esta mañana al pacto sellado entre Gobierno y oposición en la madrugada del domingo, el cual establece una serie de medidas económicas de corto y mediano plazo para hacer frente a la pandemia y sus consecuencias.

Entre estas iniciativas, se encuentra la creación de un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el cual consistirá en la entrega de hasta $100 mil por cada miembro de una familia de cuatro -lo que irá decreciendo en caso de que el hogar cuente con más personas-, para llegar a un ingreso de $400 mil mientras se prolongue la emergencia.

“Lo que es importante acá, y esto es lo de fondo, es que cambia el diseño del IFE”, expuso Briones, señalando que lo que hace este nuevo beneficio, a diferencia del actual que contempla la entrega de $65 mil a todo evento, es que “complementa los ingresos que una familia pueda tener para llegar a ese valor de $100 mil por miembro de una familia de cuatro”.

“Hoy día si tiene una familia que recibe $100 mil, y estamos diciendo que para una familia de cuatro el ingreso familiar de emergencia es de $400 mil, lo que hace este IFE 2.0 es que le va a suplementar los $300 mil restantes”, ejemplificó el jefe de la billetera fiscal, o, agregó, “si es un trabajador que está suspendido, con contrato laboral suspendido, y que está recibiendo $225 mil y esa es la única fuente de ingresos de su familia de cuatro, bueno este nuevo IFE le va a poner la diferencia para llegar a los $400 mil y le va a poner los $175 mil”.

Así, recalcó que “todos entendemos que este esquema nuevo es más justo en el sentido de que quienes tienen menos van a recibir más y quienes tienen más van a recibir menos”. Y acotó que “al final del día es poco justo que una persona que gana $390, y que hubiera clasificado para el beneficio, reciba $400 mil más y termine con $790, y una familia que está cero reciba $400 mil”.

“Naturalmente las familias informales, que están con cero ingresos, van a recibir por definición los $400 mil en el ejemplo de la familia de cuatro, porque no tienen ingresos. Pero sí hay grupos que tienen estos ingresos, y en ese caso va a operar un complemento y no un subsidio de $100 mil a todo evento”, insistió el ministro.

Entrega del beneficio

Asimismo, y considerando que el beneficio está pensando para alcanzar a 2 millones 100 mil hogares vulnerables, lo que representa un universo de alrededor de 5,5 millones de personas, Briones se refirió al mecanismos que se utilizará para llegar a ellos de forma rápida.

En primer lugar, comentó que “es un universo muy relevante del que no siempre es fácil llegar, y se producen problemas. Hay gente que va a quedar fuera debiendo haber quedado adentro, y eso es un caso que uno quiere evitar. Y hay gente que va a recibir no necesitando el subsidio. Eso va a pasar, y hay que minimizar aquello”.

Dicho eso, expuso que el primer requisito para obtener el beneficio es “estar en el registro Social de Hogares”, junto con estar entre el 60% y 80% de la población más vulnerable del país según el Indicador Socioeconómico de Emergencia”.

Respecto a eso último, afirmó que muchas personas de clase media podrían encontrar una traba, ya que la información está desfasada y personas que no tienen ingresos actualmente podría aparecer como si los tuvieran. “Puede darse el caso de que una persona de clase media, con un ingreso de $700 mil regularmente en los meses previos, pero resulta que en este mes perdió esos ingresos”, dijo.

Para solucionar aquello, Briones señaló que se decidió poner “las barreras lo más bajas posible” con el fin de acelerar el acceso al beneficio, entonces las personas que presenten el problema descrito, podrán hacer “una declaración jurada online diciendo que aquí perdí mis ingresos y con eso entra al beneficio y recibe este complemento de ingreso familiar”.

“¿Esto puede prestar para malos usos? Claro que sí. Hay que combinar esa celeridad con un riesgo de que haya un mal uso. Pero acá lo fundamental es apelar a la responsabilidad”, aseguró.

Postnatal

Por otro lado, Briones habló sobre el proyecto presentado por la oposición para extender el postnatal de padres cuyo periodo se venza durante la emergencia sanitaria.

En esa línea, explicó que “hay una definición en el marco de entendimiento que apunta a resolver esa problemática, que señala que durante el periodo de emergencia sanitaria, concurrentemente con los criterios de aplicación de este nuevo IFE, quienes tengan a su cuidado personal y directo a un menor de edad, de edad escolar, que no pueda realizar su trabajo a distancia, podrá optar a acogerse a la Ley de Protección del Empleo perfeccionada según se establece en este mismo acuerdo”.

“Lo que sucede es que en la Ley de Protección del Empleo anterior, por una razón que escapa a mi entendimiento, la madre con hijos pequeños quedaron excluidas de la ley, entonces una de las soluciones que se ha conversado y que hoy día está refrendada en este protocolo, es poder subir a las madres y padres al cargo de cuidado de chicos, de niños pequeños, a la normativa de forma tal de recibir un beneficio que le permita suplementar esos ingresos”, concluyó.

/psg