La bolsa de Nueva York cerró en alza este martes, impulsada por el fuerte incremento de las ventas minoristas de mayo en Estados Unidos.

El índice de referencia, el industrial Dow Jones, ganó un 2% y llegó a los 26.289,98 puntos; el Nasdaq, de valores tecnológicos, subió 1,8% y el S&P 500 se apreció un 1,9%.

Wall Street cerró en alza el lunes y abrió el martes animada por un informe del departamento de Comercio que indicó que las ventas minoristas subieron sorpresivamente 17,7% en mayo lo que es interpretado como una señal de que empiezan a atenuarse los efectos económicos de la pandemia de coronavirus.

La suba también se debió a informes de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está considerando un paquete de inversión en infraestructura de 1 billón de dólares.

Un aumento sin precedentes en las ventas minoristas de Estados Unidos en mayo, que apunta a una recuperación vibrante en la actividad comercial, fue una sorpresa bienvenida en todos los pisos de negociación.

“El gasto minorista en mayo aumentó por el mayor aumento de un mes de todos los tiempos”, dijo Fawad Razaqzada, analista de ThinkMarkets. “Estas son claramente buenas noticias y se suman al mayor aumento en el empleo en mayo que vimos hace un par de semanas”.

Sin embargo, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, matizó unas horas después las señales de estabilización que ha dado recientemente la economía estadounidense en la crisis de la COVID-19 al advertir de que “queda mucho camino por recorrer”.

El dólar subió frente al euro en respuesta.

La noticia de que Gran Bretaña comenzará a dar dexametasona a pacientes con coronavirus, después de que un ensayo mostró que el esteroide salvó la vida de un tercio de los casos más graves, dio un nuevo impulso al estado de ánimo.

Las ganancias del martes ayudaron a eliminar algunas de las grandes pérdidas sufridas el lunes causadas por nuevos casos de virus en todo el mundo, incluso en Beijing, Florida, Texas y Tokio.

Europa y Asia también con fuertes alzas

Los buenos datos de ventas minoristas en Estados Unidos, la recuperación de los precios del petróleo y las nuevas medidas de estímulo adoptadas por la Reserva Federal (Fed) estadounidense y el Banco de Japón también impulsaron a las bolsas europeas.

En este contexto, Milán ha subido un 3,46 %; Fráncfort, un 3,39 %; Madrid, un 3,25 %; Londres, un 2,94 %; y París, un 2,84 %.El índice Eurostoxx50, que engloba a las 50 empresas europeas de mayor capitalización, ha subido un 3,47 %.

Otro signo de recuperación de la economía se vio reflejado en la caída hasta el 1,9 % de la tasa de empleos vacantes en la Unión Europea (UE) y en la zona euro durante el primer trimestre, frente al 2,1 % y 2,2 % registrados respectivamente en el trimestre anterior.

“El inicio formal del programa de compra de bonos corporativos de la Fed impulsó el sentimiento global”, dijo la analista de City Index Fiona Cincotta.

La Fed había declarado en las últimas semanas que estaba a punto de implementar el esquema de Main Street, pero se detuvo a medida que expandía los criterios para llegar a las empresas con más dificultades.

Estas circunstancias también impulsaron más temprano a las plazas asiáticas: Tokio ha ganado el 4,88 %, en tanto que Hong Kong se revalorizaba alrededor del 2,5 %, y Shanghái, el 1,5 %.

Petróleo

El mercado del petróleo se ha beneficiado de las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que cree que la caída de la demanda de petróleo este año será menos fuerte de lo que calculó en mayo, porque varios indicadores, en particular en China, apuntan a que la movilidad tras el confinamiento está siendo mayor de lo previsto.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en agosto subía el 0,91 % hasta 40,08 dólares y el del petróleo intermedio de Texas (WTI) aumentaba el 0,30 %, hasta 37,23 dólares el barril.

El euro bajaba tras el dato de las ventas minoristas en EEUU en mayo y se cambiaba a 1,1262 dólares.

/psg