Más hallazgos escalofriantes siguen llegando desde Alemania, donde está preso el principal sospechoso de haber asesinado a la niña inglesa Madeleine MacCann. En las últimas horas se conoció que la policía germana encontró gran cantidad de trajes de baño de niñas en el motorhome en el que Christian Brueckner pasaba sus días.

El motorhome Tiffin Allegro que Christian Brueckner utilizó durante algunos años en Alemania

El vehículo, un Tiffin Allegro de unos 30 años y unos 10 metros de largo, fue utilizado por Brueckner en Alemania hace algún tiempo.

Conocidos del sospechoso declararon que el alemán la describía como una buen vehículo para “esconder drogas y niños”, según el Daily Mail.

La policía encontró el motorhome en 2016, en una fábrica de cajas abandonadas en Neuwegersleben, al norte de Alemania, cuando investigaban la desaparición de Inga Gehricke, conocida como la “Maddie alemana”.

Una de las prendas de menores halladas en el motorhome de Brueckner

Durante una inspección detallada del vehículo que duró 6 días, los detectives hallaron mucha ropa de niños, en su mayoría, trajes de baño, que fueron mostrados este lunes por Spiegel TV. Pero Brueckner nunca tuvo hijos. La policía también encontró seis memorias USB con más de 8.000 archivos con fotos y videos de abusos sexuales de menores. Brueckner fue condenado por posesión de pornografía infantil pero no se le encontró ningún vínculo con la desaparición de Inga.

La noticia se conoció en simultáneo con la declaración del abogado de Brueckner, Friedrich Fulscher, quien dijo este miércoles que visitó a su defendido en prisión y él “negó cualquier relación” con la desaparición de la niña inglesa.

Actualmente, el alemán de 43 años también cumple condena por una violación cometida en 2005 en Portugal, cuya víctima fue una estadounidense de 72 años, a la que ató, pegó, agredió sexualmente y finalmente robó. No fue detenido y procesado hasta diez años después, a raíz de las pruebas de ADN realizadas en un cabello que se encontró en el lugar de los hechos. La desaparición de Madeleine, en 2007, se produjo en ese lapso de tiempo.

Brueckner tiene un amplio historial delictivo, con unos 17 casos, desde agresiones a robos o asuntos relacionados con drogas. Su primer juicio por un delito sexual fue en 1994, cuando tenía 17 años, cuando fue condenado en Baviera por abusar de un niño. El último caso relacionado con menores fue un proceso por tenencia de pornografía infantil en 2016.

Hay versiones contrapuestas sobre sobre Brueckner estuvo o no con el motorhome Tiffin Allegro en Portugal, donde solía movilizarse con una campervan (furgoneta) y un Jaguar negro por la zona de Praia da Luz donde desapareció McCann.

Un ex conductor de ambulancia portugués que dijo haber conocido alemán en aquel tiempo, aseguró que una vez lo invitó a conocer el motorhome. Durante esa recorrida, le preguntó a qué se dedicaba en Portugal, y él le respondió: “Trabajo, hago dinero, porque tengo un negocio especial. Transporto cannabis en mi camioneta”.

Las autoridades alemanas tienen “pruebas concretas” de que la niña británica Madeleine McCann, desaparecida en Portugal en 2007, está muerta, insisitó este miércoles el fiscal de la ciudad de Brunswick, Hans Christian Wolters, a la agencia AFP.

“Son pruebas concretas, hechos que están en nuestras manos, no simples indicaciones”, explicó Wolters, quien precisó sin embargo que no poseen “evidencia forense”.

En las últimas horas, los padres de la menor informaron que no han recibido ninguna confirmación oficial desde Alemania al respecto y tanto ellos como sus allegados reclaman que no “se terminen los juegos” y se les brinde información completa sobre lo que se sabe del destino de su hija.

Hay un factor adicional que apura a los investigadores: la Corte Europea de Justicia podría dejar en libertad a Brueckner el próximo 17 de julio si revoca su condena por la violación de la mujer de 72 años. Sus abogados hicieron el planteo porque el alemán fue extraditado desde Portugal por tráfico de drogas y recién después se lo envió a juicio por la violación y ellos plantean que ese procedimiento es ilegal. Si es liberado, Brueckner podría huir a un país que no tenga acuerdo de extradición con Alemania. Mientras tanto, también es investigado por su presunto vínculo a la violación seguida de muerte de un niño de 13 años en Frankfurt.

/psg