Las próximas semanas serán trascendentales para que el Ejército y el gobierno tomen una decisión clave con miras a los próximos meses: la eventual suspensión de la Parada Militar. La tradicional actividad que se realiza oficialmente desde 1915, en que se conmemoraran las Glorias del Ejército, podría ser cancelada ante el incierto panorama del coronavirus. En todos estos años la ceremonia solo una vez había sido interrumpida: en 1973, ya que una semana antes se había registrado el pronunciamiento militar.

Fuentes de la institución aseguraron que la decisión está cerca de ser tomada. Sin embargo, ahora todo depende de lo que determinen el ministro de Defensa, Alberto Espina, y el Presidente Sebastián Piñera. Se espera que en los próximos días reciban una propuesta oficial de la institución castrense.

Fue entre la semana pasada y comienzos de esta que comenzaron las conversaciones entre el Alto Mando de la institución, donde también se incluyó en esta discusión a los jefes de la Defensa, encargados de mantener el estado de excepción en las distintas regiones del país. Con el panorama actual, dicen las fuentes consultadas, es prácticamente imposible que se haga la Parada Militar.

Las razones son operativas. Primero, el estado de excepción terminaría el 15 de septiembre, por ende, no habría margen para preparar la Parada Militar; segundo, la dificultad de disponer un distanciamiento de más de un metro en el desfile, para el público, y las autoridades. De invitados extranjeros, afirman, ni hablar.

¿Y lo económico? Dado que se recortaron los presupuestos para los distintos poderes del Estado y organismos públicos, este también es un factor, dado que son casi $ 200 millones los que dispone la institución para la realización de la actividad, considerando la puesta en escena y el cóctel de recepción que se hace al Presidente, el Alto Mando y los ministros del gobierno.

Consultado el Ejército, de manera oficial señalaron que “la Institución se encuentra en proceso de evaluación sobre la forma y desarrollo de actividades asociadas al Mes de la Patria y Glorias del Ejército, entre otras, la Gran Parada Militar, de acuerdo a la evolución de la situación en la que se encuentra el país en el marco de la pandemia, y según lo establezca la autoridad sanitaria al respecto, como ha sido con otros actos y conmemoraciones institucionales”.

De suspenderse la ceremonia, sería la segunda vez en la historia del Ejército que se cancela la actividad. Para el 19 de septiembre de 1973 también se canceló, dado el estado de sitio que regía en el país, por los hechos ocurridos el 11 de septiembre.

Aunque en el Ejército insisten en precisar que es una decisión que dependerá en un 100 % del gobierno, de todas maneras se busca proponer una alternativa para la conmemoración de las Glorias del Ejército. Ante la eventual suspensión de la Parada Militar, la idea es hacer una ceremonia sobria, que solo contemple el izamiento de la bandera en la Plaza de la Ciudadanía.

/psg