En un hecho que sería inédito desde 1973, el Ejército analiza suspender la Parada Militar de este año debido a la emergencia sanitaria y el poco margen para preparar la ceremonia. Y tal como se informó, lo que resta ahora es que la institución eleve la propuesta al gobierno para que el ministro de Defensa, Alberto Espina, y el presidente, Sebastián Piñera, zanjen el tema.

Quien tomó la palabra esta mañana fue el ministro Espina. “Esa es una decisión que, en definitiva, toma el presidente de la República. Obviamente va a ser un objeto de análisis. Dios quiera que a esa altura controlada la pandemia”, expresó.

“Obviamente es una medida que está en evaluación, porque dependiendo del grado de evolución que haya… también es una cuestión de austeridad”, agregó.

“El tema es que si en ese momento, uno, (es) responsable hacer una actividad donde se congrega una gran cantidad de personas. En segundo lugar, es un tema de austeridad”, complementó.

Consultado si estaba de acuerdo con la intención del Ejército en el escenario actual, Espina declinó tomar postura ya que, en tono distendido, comentó que un ministro de Defensa debe hablar solo lo suficiente pues lo que dice “rebota en 78 mil militares y con un presidente que está atento a lo que dice”. Eso sí, insistió que la Parada Militar “está obviamente en evaluación”.

/psg