La fiscalía hizo una descripción de cuatro hechos por los cuales se le formalizó a Hernán Calderón Argandoña, el primero de ellos ocurrido el 5 de junio de este año.

Ese día cerca de las 17.00 horas, el joven de 23 años acudió al departamento de su padre y “saca un arma de sus ropas, la cual apoyó en el pecho de su padre, ‘te voy a pegar un balazo y te voy a matar’, le dice, y disparó el arma sin herirlo”, precisa el fiscal Omar Mérida.

Por estos hechos se invoca el delito de parricidio en grado de frustrado.

El hecho dos, ocurre el 6 de junio a las 18.40 horas. “El imputado fue al departamento de su padre, lugar en el que sostuvo una discusión, extrajo una cortapluma tipo mariposa y empezó a cortar las pinturas colgadas, lámparas y sillas. La víctima interviene y fue golpeado de puño en la cara. El imputado rompió 10 trajes de la víctima”.

Por este hecho se invoca el delito de daños y lesiones menos graves

El hecho tres corresponde al pasado 11 de agosto. Pasadas las 16.00 horas, el joven llegó al departamento de su padre y “y extrajo un cuchillo tipo corvo, provocándole heridas cortantes en la mano izquierda y profundas en la mano derecha”, precisa el persecutor.

Por este hecho se invoca el delito de parricidio en grado de frustrado.

Y por último, el 12 de agosto, se le encontró al imputado en su hogar, diversas armas de fuego y municiones. Esto se traduce en el delito de tenencia ilegal de armas de fuego y municiones.

Por todos estos hechos la Fiscalía solicitó la prisión preventiva del imputado.

/gap