El dólar cerró la jornada prácticamente plano respecto a ayer, pero con una importante alza en el balance de los últimos cinco días. Esto, tras una semana marcada por las pesimistas proyecciones económicas del Banco Central para Chile, el miedo de los mercados internacionales ante el rebrote de la crisis sanitaria por coronavirus en China y el aumento de los casos confirmados de Covid-19 en EEUU.

Otro de los hitos para el mercado del último tiempo fue la mirada negativa al futuro de la economía de EEUU por parte de la Reserva Federal de dicho país.

Además, las compras de dólares de las AFP producto de las recomendaciones para cambios de fondos, por parte asesores previsionales como Felices y Forrados fueron factores que habrían afectado a la cotización del billete verde en la semana.

En los últimos cinco días, la moneda de EEUU anotó un alza de $22,38 y hoy registra un valor en punta vendedora de $816,38. Así, el peso chileno, en la semana, es la segunda moneda del grupo de las divisas de los países emergentes que más se deprecia y la cuarta a nivel mundial, según Bloomberg.

“Técnicamente, debemos estar atentos al tono de la apertura del próximo domingo por la tarde, para ver cuál podría ser la dirección del tipo de cambio, ya que se está respetando muy bien la correlación inversa existente con el precio del cobre”, dice Sebastián Espinosa, analista de mercados de XTB Latam.

El peso chileno también registra dos semanas consecutivas alza y en esa racha acumula un alza de $47. En las cinco jornadas, anterior a esta, el dólar subió $24,70.

Mientras que, el dólar durante el año ha subido $60,21 y se encuentra en su mayor nivel desde el 27 de mayo de este año.

/psg