Un robotista ha creado un robot guepardo, ideado como una versión mecánica reducida del animal terrestre más rápido del mundo, con el objetivo de reproducir sus movimientos y avanzar en el desarrollo de la locomoción robótica del futuro. Hablando en términos relativos, el robot se mueve usando solo alrededor de un 15 por ciento más de energía que la empleada por un guepardo de verdad.

Como cabe esperar del animal terrestre más rápido del mundo, el guepardo hace un uso muy eficiente de su energía. Geert Folkertsma, de la Universidad de Twente en los Países Bajos, quien ha dedicado cuatro años de investigación y desarrollo a construir el robot, se propuso que su creación fuese capaz de correr de la misma manera, con el objetivo de aplicar este conocimiento al desarrollo de nuevos robots.

Estos están destinados a ejercer un papel cada vez más importante en nuestras vidas cotidianas, y los robotistas, por tanto, tienen que conseguir que esas máquinas puedan moverse de forma efectiva en nuestro entorno.

 

[Img #43318]

 

Prototipo del nuevo robot guepardo. (Foto: Universiteit Twente)

Los robots que se desplazan mediante patas suelen ser grandes y pesados, con pasos aparatosos que consumen mucha energía. En cambio, el guepardo, al igual que muchos otros animales, corre con suavidad y rapidez.

Aplicando al diseño de robots información sobre los patrones de movimiento del guepardo es factible desarrollar robots que caminen de manera más eficiente, tal como argumenta Folkertsma.

Su investigación está proporcionando conocimientos valiosos que pueden ser utilizados para optimizar el diseño de los robots del futuro, incluyendo los domésticos.

La información obtenida del proyecto puede también ser aprovechada para armaduras robóticas de rehabilitación de pacientes con dificultades para mover extremidades, o prótesis avanzadas que se muevan como miembros humanos siguiendo las órdenes mentales del usuario.

/gap