En la semana en que se cumplieron 8 meses del 18-O, el Hospital San José fue el escenario elegido por muchos movimientos que avivaron las protestas de la crisis para «recordar» la fecha. Primero con una violenta funa contra el ministro de Salud, Enrique Paris, y luego con manifestaciones en el lugar de entidades activas durante el estallido, como el movimiento No+AFP, de Luis Mesina; y la Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipal, Confusam, de la mano de Esteban Maturana.

Al cuarto día desde que asumió como ministro, el miércoles 16, Enrique Paris se dirigió al recinto hospitalario dentro de su estilo de estar en terreno y para lo que estaba ocurriendo en uno de los centros más demandados. Mientras hablaba en un auditorium del recinto, un grupo del personal del hospital intentaba entrar a la fuerza para desplegar pancartas con leyendas como “Que la dignidad se haga costumbre en la vida y la muerte” y “Las carpas son para acampar, no para hospitalizar”. Junto con esto, gritaban diversos insultos hacia la autoridad. Todo, bajo el liderazgo de los funcionarios Gloria Pinto y Mauricio Navarro.

Dos día después de aquel episodio volvieron las revueltas, esta vez en el frontis del Hospital San José, algunos funcionarios del recinto se sumaron a una manifestación liderada por Maturana de la Confusam. Ya no solo se trataba de pedir mejores condiciones para la atención de pacientes, sino que consignas y banderas de NO + AFP, tenían protagonismo. También se unieron otras organizaciones como la Federación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud (Fedeprus) y la Agrupación Nacional de Usuarios y Consejos de Salud de Chile (Ancosalud). Todas integran la mesa de Unidad Social, la entidad más activa en las manifestaciones post 18-O, con llamados a paros nacionales que marcaron las jornadas más violentas del estallido.

Cercanos al FPMR, los organizadores de la funa contra Paris

También hay dirigentes del interior del hospital que avivaron las manifestaciones y que estuvieron detrás de la funa contra el ministro. Una de ellas es Gloria Pinto, técnico en Enfermería del Servicio de Urgencia.

Las imágenes de la protesta muestran cómo la funcionaria corre detrás del auto que transportaba al jefe de cartera y le lanza un objeto. Ante esta situación, desde el recinto señalan que esta situación «no puede quedar impune». Además, agregan que el día jueves 18 -cuando otras organizaciones se manifestaron en el frontis del San José- Pinto se encontraba de día libre por su modalidad de trabajo -cuarto turno-, por lo que desde la institución afirman que ese día debía estar en su casa haciendo cuarentena y no en la vía pública.

En diversas imágenes en redes sociales se ve a la técnico con pañoletas del FPMR y con consignas alusivas al sector. Pero en sitios web ligados a la izquierda, Pinto ha dicho que no milita en ningún partido político y «explica» el uso del símbolo de grupo subversivo. «Yo no soy militante de ningún partido político. El tema de la pañoleta del FPMR con la gorra fue un gesto de gratitud de la compañera Cecilia Heyder». Esto, en alusión a que le ha tocado atender en el hospital, en más de una ocasión, a la activista hija de un militar muerto en dictadura.

En todo caso, al ver sus redes sociales y según quienes la conocen en el San José, aseguran que tiene vínculos con el sector. Por ejemplo, cuentan que es cercana a la diputada del Partido Comunista, Karol Cariola También señalan que a pesar que desde enero de 2018 Gloria Pinto no es dirigente, las veces que ha ido la diputada del PC al recinto, ella figura entre sus acompañantes.

También ha sido comentado la chapa que usa en su ropa confeccionada por la misma Técnico en Enfermería, la que tiene escrito «En Chile se tortura». Según contó en una entrevista, «Esta piocha la hice yo con mis propias manos en un momento en veía el sufrimiento de mi pueblo». Y agrega que «es una piocha que voy a llevar cada vez que pueda y sobre todo si es en un lugar público, porqué es nuestra realidad en Chile hoy día y no la podemos olvidar, no podemos olvidar lo que en Chile ha ocurrido y por lo tanto yo voy a seguir usando mi piocha».

También ha acusado persecusión. En Chilevisión señaló: «Me amenazan con sumarios. No he dicho ninguna mentira. Se me vinculó con el FPMR y no militó en ningún lugar .Todos los que han gobernado y no han hecho nada por la salud en Chile, tienen sus manos manchadas con sangre”, dijo.

Se caracteriza por ser muy activa en Facebook, y a pesar de no mencionar explícitamente que pertenece a un partido político, sus publicaciones tienen una tendencia política muy marcada. Sobre todo, dirigidos al ex ministro Mañalich. «Mañalich te hospitalizaría pero no tenemos camas en el hospital psiquiátrico del Salvador» o «mínimo cárcel para este sujeto perverso».

También forma parte de Bloque Territorial Zona Norte, quienes en octubre del año pasado se adhirieron al llamado de la evasión del Metro y también a no respetar los toques de queda. Últimamente Pinto ha tenido las vocerías de esta organización, destacando en matinales como en «Mucho Gusto» el 9 de junio. «Tremenda compañera Gloria Pinto, denunciando la precariedad a la que este gobierno criminal les obliga a trabajar. Mientras vela por los intereses de los empresarios, nuestro pueblo muere a la espera de atención. Nos unimos para resistir, viviremos para vencer. Fuera Mañalich y fuera Piñera!» publicaron en el muro de Facebook.

Desde el interior del Hospital San José señalan que Pinto se atribuye vocerías y espacios de representación que no le corresponden, y termina pasando por encima de lo que sí soy dirigentes. Desde el añ0 2018 que ella ya no figura como tal, porque tuvo discrepancias con el presidente de la Confederación de Trabajadores de la Salud (Fenats), Luis Morales.

Otro de los activos líderes de las manifestaciones en el Hospital San José es Mauricio Navarro, kinesiólogo del recinto y parte del directorio de la Fedeprus Metropolitana donde ocupa el cargo de «director de movilizaciones».

En el muro del Facebook del Frente Patriótico Manuel Rodríguez se puede ver un video donde titulan como «Mauricio Navarro, dirigente Hospital San José». «Con todo respeto y admiración revolucionaria, viajan mis palabras desde mi trinchera sanitaria para acompañarlas y acompañarlos en esta nueva matanza de Corpus Christi… Que las banderas se mantengan en alto. Volveremos a cabalgar con puños apretados a recuperar todas nuestra posiciones y a reconquistar nuestra anhelada libertad», el kinesiólogo en la pieza audiovisual.

/psg