Tal como había adelantado la semana pasada el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el gobierno aplicó un fuerte recorte a sus estimaciones para el desempeño de la economía este año, en medio del severo impacto de la crisis del coronavirus y las cuarentenas que ya se extienden a comunas donde habita más de la mitad de la población del país.

Al dar a conocer la actualización de estimaciones macroeconómicas del Ministerio de Hacienda, el director de la Dipres, Matías Acevedo, informó que ahora se prevé una contracción de 6,5% para este año, frente a la caída de 2% estimada en abril.

Así la nueva estimación del gobierno queda en línea con la realizada la semana pasada por el Banco Central, que en su Informe de Políticia Monetaria proyectó que el Producto Interno Bruto (PIB) registrará una contracción de entre 5,5% y 7,5% en 2020 frente al retroceso de entre 1,5% y 2,5% pronosticado en marzo, con lo que registraría su peor desempeño en 35 años.

La estimación del gobierno incluye un fuerte retroceso para la demanda interna, la que se prevé disminuirá 9,8% este año, comparado con el descenso de 3,3% pronosticado previamente.

Sin embargo, al igual que el instituto emisor, el gobierno mejoró sus perspectivas para el próximo año y aumentó su proyección para el crecimiento del PIB a 5,5% desde 4,3%.

Asimismo mantuvo su previsión para el 2022 en una expansión de 3,5%, mientras que para 2023 y 2024 elevó levemente su estimación a 3,5% desde 3,4%.

De acuerdo a las estimaciones de Hacienda la demanda interna se expandiría 7,3% el próximo año, cifra mayor que el aumento de 5,3% que se estimaba en abril.

/psg