El Gobierno de Madrid ha pedido este lunes al Ejecutivo de Pedro Sánchez que “adopte medidas” respecto a los viajeros que lleguen al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas procedentes de Brasil y Perú, dos países en los que la pandemia por coronavirus está siendo actualmente “muy grave”.

La petición del Gobierno regional ha llegado esta vez a través de la voz del consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, quien, tras participar en la última reunión del Centro de Coordinación (CECOR) ante la crisis del coronavirus, ha sostenido que “todo lo que suponga aumentar la seguridad es fundamental”, informa Europa Press.

Aunque no ha querido entrar a calificar “de insuficiente o suficiente” el plan de seguridad diseñado en el aeropuerto para controlar la enfermedad, el titular de Interior ha requerido al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que “no frivolice” con las peticiones realizadas por la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que ha solicitado que se realicen PCR a los viajeros que lleguen al aeropuerto, porque la preocupación de la líder del Gobierno madrileño “es lógica” teniendo en cuenta que Barajas “en su momento fue un vector de transmisión del virus muy importante como lo fue el del Prat de Barcelona”.

López ha comentado que “no hay un plan mejor o peor, sino un plan donde podemos ser oídos todos” y ha añadido que “entre todos podemos aportar ideas que puedan favorecer ese binomio de economía y seguridad”.

En esa línea, ha pedido que “se les escuche y que se tenga en cuenta que hay países como Brasil y Perú, que en estos momentos están en una situación muy grave” sobre los que habría que “adoptar medidas respecto a personas procedentes de estos países”.

Este mismo lunes, el grupo parlamentario de Ciudadanos ha presentado una Proposición No de Ley para que el Gobierno regional inste al Gobierno central a que se tomen una serie de medidas de seguridad en Barajas, como que los viajeros rellenen un formulario electrónico, se cree un registro de contacto de turistas, se tome la temperatura con cámaras térmicas, se entreguen de mascarillas y guantes al descender de los aviones o se realicen PCR a los viajeros procedentes de los países más afectados con una previsión de 24-48 horas.

/gap