La cadena de supermercados Walmart aceptó participar de un Procedimiento Voluntario Colectivo (PCV) ofrecido por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) para compensar a los clientes afectados por la colusión en los precios de venta de pollos.

La situación que busca lograr compensaciones adecuadas y oportunas, se originó luego de que la Corte Suprema ratificara el fallo del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, en el que se condenó a la empresa estadounidense, además de Cencosud y SMU a pagar US$21 millones por haber ejecutado un acuerdo o práctica concertada en la comercialización de este alimento.

En este contexto-según confirmaron desde el Senac- se ofició a las empresas involucradas para iniciar este proceso, y hasta ahora solo Walmart ha respondido aceptando su participación, por lo que indicaron desde la institución que se “analizan acciones a seguir”.

Desde el organismo informaron que durante este PVC se realizarán los estudios económicos que permitan calcular el perjuicio provocado a los consumidores producto de la colusión y las correspondientes compensaciones.

Este procedimiento facultado al Sernac como medida extrajudicial, establece un plazo acotado de tres meses para lograr una propuesta de solución para los consumidores, prorrogable hasta un máximo hasta ses meses, en caso que existan negociaciones avanzadas o haya necesidad de análisis de antecedentes o de las propuestas formuladas.

“Una vez que se logre una propuesta compensatoria, deberá ser presentada ante un tribunal, el que deberá verificar que cumpla con todos los estándares que exige la Ley, entre ellos, que sea acorde al daño causado, que beneficie a todos los consumidores y que no sea discriminatorio, entre otros aspectos”, indicaron desde el Sernac.

Asimismo de este proceso en busca de un acuerdo compensatorio, participará la Corporación de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus).

Cerrar un largo proceso

Fuentes de la compañía señalaron que al aceptar este proceso buscan cerrar un complejo capítulo que se arrastra de antes de que ellos compraran la cadena de supermercados Líder, hace más de diez años.

Según indicaron, su objetivo es hacer las cosas “de manera correcta” y así luego poder enfocarse en otros aspectos de la empresa y su rol en el país.

Es por eso que aseguraron que al informar aceptar el PVC junto al Senac y Conadecus quieren buscar una “solución transparente, clara y una solución que sea razonable” de compensación.

/psg