La cifra, advierten los expertos, ayuda a dimensionar la magnitud de la pandemia: si en los últimos cuatro años, la Influenza (principalmente A y B) y las neumonías (anexas a complicaciones del cuadro o por bacterias) promediaban 4.299 decesos anuales, el Covid-19 a la fecha ya ha sumado 7.123 víctimas fatales, entre muertes confirmadas y sospechosas, según reporta el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS).

Año   Muertes por Influenza (gripe) y neumonía
2016  3.304
2017  3.529
2018  4.413
2019  5.950
2020  1.906* (al 18 de junio*)

Y es que a pesar de que durante el año anterior no existía el patógeno causante de la pandemia mundial en el país, los contagios por el virus de la Influenza y los casos de neumonía son parámetros que actúan como barómetro de la enfermedad. El decano de medicina de la Universidad San Sebastián e infectólogo Carlos Pérez, explica que la comparación de la mortalidad de la Influenza fue una de las primeras certezas frente al Coronavirus.

“Lo primero que supimos es que el virus SARS CoV-2 tiene una mortalidad muy superior a la de la Influenza. Es al menos de 10 veces más en los mismos grupos de riesgo que ataca la Influenza, acá hablamos principalmente de la A y B. La C no produce enfermedad y la D mucho menos. Tiene una mortalidad global promedio de un 0,1%, que puede llegar al 0,8% en los mayores de 65 años. Eso sí, como los casos son muchos, hay muchas muertes, pero la del coronavirus es 10 veces más”, detalla Pérez.

Año   Muertes por Covid-19 confirmado y sospechoso
2020  7.153* (al 18 de junio*)

El facultativo advierte que “tenemos un exceso de muertes por el Covid-19″, pero que dadas las condiciones de pandemia —sin vacuna, o con períodos de inmunidad post infección que aún no son claros— “esa es la realidad era esperable”.

Por otro lado, y ante la nula circulación viral de otros patógenos, el infectólogo advierte que durante 2020, el Coronavirus ha concentrado las víctimas fatales en comparación a años anteriores. Tal como suele ocurrir en períodos de pandemia.

Sobre las neumonías, que pueden ser aisladas, también pueden estar propiciadas el virus y “sobreinfecciones bacterianas por neumococo, estafilococo” asociadas al cuadro de base. Situación que se ha replicado en el Covid-19, comenta el doctor: “Me ha tocado ver casos de neumonía por Covid-19 y por neumococo de manera simultánea. Eso existe”.

Virus más transmisible

La epidemióloga y miembro del Consejo Asesor Covid-19, María Teresa Valenzuela apunta al factor de velocidad de reproducción de este nuevo virus en las personas: “Esta enfermedad ha sido tremendamente transmisible y ha generado un número de casos muy altos, por eso es que obviamente cuando analizas el denominador de los casos de influenza totales en los años previos es menor, por lo tanto fallecen menos personas”.

La epidemióloga y par de Valenzuela en la mesa asesora, la doctora Catterina Ferreccio coincide con la mayor transmisibilidad del Covid-19, pero también apunta a la letalidad, aunque “esto último aún no se puede precisar, porque la letalidad calculada depende demasiado de la cantidad de exámenes y por ende, de los casos confirmados”, advierte. Así, y según los datos a la fecha, la letalidad en Chile roza el 1,8%.

/psg