Las islas griegas han sido durante la crisis de coronavirus una especie de oasis. Mientras el virus sacudía el mundo entero, en el mar Egeo apenas se registraron infecciones. Ahora, sus habitantes esperan la llegada de los turistas con sentimientos encontrados. Los necesitan, pero temen que con ellos llegue también el COVID-19.

Conscientes del peso del turismo para su economía – un 25% del total del PIB -, Grecia ha puesto en marcha un plan para que los viajeros estén y se sientan seguros hasta en la más recóndita de sus islas.

Preparadas para la llegada de casos

Muchas de éstas, que han superado casi tres meses de confinamiento y uno de desescalada sin haber registrado ni un solo caso, preparan su actividad comercial y turística para la llegada de visitantes nacionales y extranjeros.

En Amorgós, una isla de apenas 2.000 habitantes a la sombra de otras como Mikonos o Santorini, joyas de la corona de la oferta turística griega, esperan con incertidumbre la llegada de turistas, uno de los pulmones económicos del lugar.

Ahora la gente va por la calle sin mascarilla porque se siente segura, pero todo el mundo se ha equipado para el momento en que lleguen los turistas. Compran mascarillas, gel desinfectante, guantes, todo lo necesario, por precaución“, explica a Efe Kyriakí Verikokaki, la única farmacéutica que hay en la capital, Katápola.

La seguridad, un nuevo reclamo turístico

Mientras, en las islas mas pequeñas, como Tilos (780 habitantes según el último censo), conocida por sus iniciativas ecologistas y sociales de los últimos años, el desasosiego es patente. Al fin y al cabo, recibían hasta ahora más de 10.000 visitantes anuales.

Hasta el momento, Grecia ha registrado tan sólo algo mas de 3.000 casos de coronavirus, y el número de fallecidos no llega a los dos centenares. La gestión de la pandemia ha sido una de las más rápidas y efectivas de toda Europa y gracias a este logro se aferran a la esperanza de perder el menor número posible de visitantes.

Más recursos en sanidad

Para reforzar la cobertura sanitaria en los territorios insulares el Gobierno central ha anunciado una red médica y logística que asistirá en caso de urgencia a aquellos lugares que no tienen centro de salud, e incluso facilitar la construcción de unidades de aislamiento en las zonas menos pobladas.

Ante posibles contagios habrá disponibles traslados medicalizados por ferry o helicóptero a islas con hospitales grandes, o incluso al continente, dependiendo de su situación geográfica y la gravedad de la infección. En el caso del archipiélago de las Cícladas, a la que pertenece las citadas Amorgós, Mikonos o Santorini, los pacientes serán trasladados al hospital de Siros, el centro administrativo de la región.

/gap