El centro de estudios Espacio Público publicó un nuevo informe donde asegura que hay “dos realidades diferentes entre la Región Metropolitana y el resto del país” debido a que se han reducido los casos diarios en la RM.

Esto lo calificaron de “cifras alentadoras” pero advirtieron que se debe “continuar con la tarea de restringir al máximo los movimientos en la ciudad, de modo que podamos consolidar esta tendencia y ojalá acentuarla aún más”.

Eso si, el documento explica que en las regiones -excluyendo a la RM- “la situación es diametralmente opuesta” ya que ha pasado de un promedio móvil de 1216 nuevos casos el 16 de junio a 1587 lo que representa un aumento de 30.5 %.

“Cada región tiene una realidad distinta, y por lejos la más preocupante de todas es la región de Antofagasta” la que ha llegado a tener 41 casos cada 100.000 habitantes, “acercándose a la realidad angustiosa que se vive en la RM”, detalló el think tank.

Los investigadores Camila Arroyo, Eduardo Engel, Diego Pardow y Pablo Simonetti alertaron que también se aprecian crecimientos en los contagios por semana en las regiones de Atacama, O’Higgins, Maule, Biobío y Los Lagos.

Sobre esta situación señalaron que era “el momento de detener estos procesos de contagio en las grandes ciudades de estas regiones, para controlar la epidemia con el menor número de muertes”.

Muertes por covid y decesos “indirectos”

El documento señala que debido a la publicación de cifras del DEIS “finalmente tenemos cifras confiables en la materia. Al 17 de junio, los fallecidos por Covid19 ascienden a 7153, 43 % de los cuales no se realizaron a un test PCR pero cuyos síntomas clínicos llevaron a los expertos del DEIS a concluir que la causa de muerte había sido el SARS CoV-2”.

“Desde el punto de vista de la estrategia sanitaria, no solo los decesos que son consecuencia directa sino que también los que son consecuencia indirecta de la epidemia son datos cruciales para el diseño de políticas que busquen salvar el máximo de vidas”, explican.

Con los datos realizaron un modelo de regresión lineal y concluyeron que “la suma de muertes por causas no covid fue menor en 879 que lo proyectado con datos pre-epidemia, es decir, observamos una caída en los fallecidos por otras causas. Esto significa que todavía estamos a tiempo para evitar la gran mayoría de las muertes indirectas producto de la epidemia”.

/psg