La compañía estadounidense Facebook perdió USD 56 mil millones de dólares de su valor de mercado luego de que grandes anunciantes se unieran en un boicot contra la red social por sus fallas en la regulación de los mensajes de odio y las fake news.

El precio de las acciones de Facebook cayó en más de un 8%, y se espera que las acciones valgan USD 212.50 cada una cuando los mercados abran el lunes, por debajo de los USD 235 que costaban cuando los mercados cerraron el jueves.

La agencia Bloomberg informó que el valor de Facebook cayó USD 56.000 millones de dólares, añadiendo que la caída también había quitado USD 7.200 millones del patrimonio neto de Mark Zuckerberg, fundador y CEO de la compañía.

Este derrumbe de las acciones es el más grande que la compañía presenció en varios meses, y está vinculada a las decisiones de multinacionales como Unilever y Coca-Cola de suspender sus publicidades en redes sociales en una campaña contra el racismo.

El fabricante de productos para el consumidor Unilever dijo que tomó la decisión para protestar contra la abundancia de expresiones de odio en internet. Unilever añadió que la atmósfera polarizada en Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales de noviembre obliga a las marcas a asumir la responsabilidad de actuar.

Unilever, afincada en Holanda y el Reino Unido, se sumó a otras que han retirado su publicidad de las plataformas sociales. Facebook en particular ha sido el blanco creciente de un movimiento para negarle a la compañía ingresos por publicidad para presionarla a hacer más para prevenir expresiones de racismo y violencia en su plataforma.

“Hemos decidido que a partir de ahora y hasta por lo menos fin de año, no tendremos anuncios publicitarios de nuestras marcas en las plataformas de redes sociales de Facebook, Instagram y Twitter en Estados Unidos”, dijo Unilever. “Continuar la publicidad en esas plataformas en estos momentos no ofrece valor para el público y la sociedad”.

El boicot de Unilever se suma al que han puesto en marcha más de 90 compañías en los últimos días. Entre ellas se cuentan Coca-Cola, Verizon, VF Corporation (dueña de Vans o North Face), Ben & Jerry’s o la distribuidora cinematográfica Magnolia Pictures.

Las organizaciones están pidiendo a Facebook que controle más estrictamente los discursos de odio y la desinformación mediante acciones mas asertivas en la red social.

Entre los pedidos se encuentra la creación de una sección de moderadores que reciba las quejas de los usuarios que aleguen haber sido discriminados por su raza o religión, y dejar a las empresas ver cuan seguido han aparecido sus publicidades cerca de contenido que luego fue removido por contener desinformación u odio, y permitir que recuperen su dinero en ese caso.

El año pasado, Facebook generó unos USD 69.7 mil millones en ingresos en publicidad a nivel mundial a través de sus anunciantes. La plataforma informó a principios de este año que tiene más de 8 millones de anunciantes.

/psg