A menos de que hayas estado oculto en un búnker subterráneo, ya sabrás todo lo que ha estado pasando en el mundo en estos seis primeros meses del año: el peligro de la Tercera Guerra Mundial, incendios en Australia, pandemia mundial, abejas asesinas en EE.UU., la NASA confirma la existencia de universos paralelos, protestas a nivel mundial en contra del racismo y la violencia policial, regresa Anonymous, el Pentágono publica videos de ovnis, erupciones volcánicas, fuertes terremotos… Y entre todas estas catástrofes, también hemos sido testigos de cómo dos incendios forestales en la zona de exclusión cerca de la central nuclear de Chernóbil provocaron un aumento en los niveles de radiación. Más de 100 bomberos lucharon para contener los incendios. Aunque lo más inquietante de todo fue que ocurrió en el aniversario del accidente nuclear en la central Vladímir Ilich Lenin el 26 de abril de 1986.

Todo esto nos demuestra que el 2020 está siendo todo menos un año aburrido, y aún nos quedan 6 meses más. ¿Qué nos deparará el futuro? A simple vista parece que estemos inmersos en un capítulo de la serie Dark, pero no es así, es completamente real. Pero ahora hemos sabido que una nube radioactiva ha sido detectada al norte de Europa y podría proceder Chernóbil.

Nube radiactiva sobre Europa

Las autoridades nórdicas han detectado niveles altos de radioactividad en el norte de Europa este mes que, según las autoridades holandesas, podrían provenir de una fuente en el oeste de Rusia y podrían indicar daños a un elemento combustible en una planta de energía nuclear. Pero la agencia de noticias rusa TASS, citando a un portavoz del operador estatal de energía nuclear Rosenergoatom., Informó que los dos centrales nucleares en el noroeste de Rusia no han experimentado ningún problema.

Según TASS, la central de Leningrado cerca de San Petersburgo y la planta de Kola cerca de la ciudad norteña de Murmansk funcionan con normalidad, con niveles de radiación dentro de la norma. Por su parte, la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO), observadores de seguridad nuclear y de radiación finlandeses, noruegos y suecos, que supervisa una red de cientos de estaciones de monitoreo, dijeron esta semana que han visto pequeñas cantidades de isótopos radiactivos supuestamente inofensivos para los humanos y el medio ambiente en ciertas partes de Finlandia, el sur de Escandinavia y el Ártico.

La Autoridad de Seguridad Radiológica de Suecia explicó el martes que en estos momentos no es posible confirmar cuál podría ser la fuente del aumento de los niveles de radiactividad o de dónde procede la nube que contienen isótopos radiactivos que ha estado recorriendo los cielos del norte Europa. Las autoridades finlandesas y noruegas tampoco han especulado sobre una fuente potencial. Pero el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de los Países Bajos informó el viernes haber analizado los datos nórdicos y que estos cálculos muestran que los radionucleidos (isótopos radiactivos) provienen de Rusia occidental.

“Los radionucleidos son artificiales, es decir, están hechos por el hombre”, dijo la agencia holandesa. “La composición de los nucleidos puede indicar daños a un elemento combustible en una planta de energía nuclear. No se puede identificar una ubicación de fuente específica debido al número limitado de mediciones”.

Por su parte, Lassina Zerbo, el secretario ejecutivo de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares tuiteó el viernes que los sensores de monitoreo de radiación de la organización en Suecia detectaron un aumento de varios isótopos en el espacio aéreo del noroeste de Europa. Un portavoz de Rosatomenergo dijo a TASS que los niveles de radiación en las centrales eléctricas de Leningrado y Kola y sus áreas circundantes no han cambiado desde junio, y que tampoco se observan cambios en este momento.

“Ambas estaciones están funcionando en régimen normal”, dijo a TASS. “No ha habido quejas sobre el trabajo del equipo. No se han registrado incidentes relacionados con la liberación de radionúclidos fuera de las estructuras de contención.”

¿Otra señal apocalíptica?

Hay que decir que esta no es la primera vez que se detecta partículas radiactivas sobre Europa. En 2017, se detectó otra nube radiactiva que contenía 1.000 veces los niveles normales de rutenio 106. Al igual que ha ocurrido ahora, Rusia negó fuera causada por sus plantas nucleares. Sin embargo, la reciente presencia de isótopos radiactivos ha coincidido con un extraño fenómeno ocurrido muy cerca de Chernóbil.

hongo nuclear cerca chernobil - Detectan una nube radioactiva en Europa días después de la aparición de un ‘hongo nuclear’ cerca de Chernóbil

Como avanzamos en nuestra web, una gigantesca nube en forma de ‘hongo nuclear’ fue visto desde la ciudad de Kiev, a menos de 100 kilómetros de Chernóbil. En un video publicado en las redes sociales, se podía ver como la nube apocalíptica en un cielo claro y brillante se extendía a una gran distancia sobre un lago cerca de la carretera Kiltseva Road. Tenía forma de embudo con un fondo estrecho y una parte superior plana. Otras imágenes tomadas por los pasajeros de un autobús, se veía el impresionante tamaño de la nube. La versión oficial fue que se trataba de un fenómeno climático natural y que no había razón para tener miedo. Los expertos agregaron que la inusual nube es conocida como yunque.

Y esta extraña causalidad ha provocado todo tipo de reacciones en las redes sociales, donde muchos han relacionado la nube radiactiva en Europa con la serie Dark. Desde su estreno, la serie alemana de Netflix ha dado mucho de qué hablar. A pesar de su trama complejidad, ha sorprendido tanto a los espectadores como a la crítica. No vamos a entrar en detalles, pero todo comenzó con la segunda temporada, en la que se muestra una cinta donde una persona llamada Claudia Tiedemann afirma ser una de las sobrevivientes del apocalipsis del 27 de junio de 2020. Y por si fuera poco el Apocalipsis ocurre debido a un accidente nuclear. No es necesario decir que es una extraña e inquietante coincidencia, y tal vez no signifique absolutamente nada, pero con todo lo que está ocurriendo es inevitable no pensar si realmente no estamos viviendo el fin de los tiempos.

¿Qué opinas sobre la nube radiactiva? ¿Puede ser una señal más del fin de los tiempos?

/psg